Champions League: El Atlético pidió dos penaltis a Villa y Adrián

Las caras de los aficionados colchoneros lo decía todo en la primera parte: Miedo a que los errores arbitrales de Howard Webb desnivelaran la balanza... Finalmente no fue así. Pero los futbolistas del Atlético de Madrid reclamaron pena máxima en una jugada en la que Villa cayó en un forcejeo en carrera con Javier Mascherano, que antes había sido también protagonista de una jugada polémica con Adrián López

Qué.es 10 de abril de 2014

Con el Atlético dominando tanto en juego como en el marcador y cuando el Barcelona esperaba la llegada del descanso para tratar de corregir todos los errores cometidos en el primer tiempo, Adrián, que sustituía al lesionado Diego Costa en el once rojiblanco, avanzó con metros por delante en el área azulgrana para acabar en el suelo en una pugna con Javier Mascherano. La afición local, que empujaba como nunca desde la grada, reclamó un penalti al unísono con sus jugadores, pero el árbitro del partido entendió que el contacto no había sido suficiente como para señalar la pena máxima.

Un minuto después, y en el área contraria, se dio otra jugada polémica. En esta ocasión fue Cesc Fábregas el que reclamó no uno, sino dos penaltis en la misma jugada. El centrocampista culé encaró a Godín, que metió la pierna al borde del reglamento, y posteriormente pudo sufrir un agarrón en el área de Raúl García. Howard Webb, como en el área contraria, entendió que no había habido ningún tipo de falta.

Antes, en la acción que supuso el primer gol del partido, el Barcelona reclamó tímidamente una falta de Adrián en el salto en el que, con la cabeza, cedió el balón para que Koke adelantara al Atlético de Madrid.
Más tras el descanso.

Ya en la segunda mitad, y cuando el partido ganaba en intensidad y juego físico, el Atlético tuvo otra jugada para poder sentenciar el partido. Villa surgió con velocidad por el costado izquierdo del área azulgrana y cuando quiso buscar el disparo cayó derribado en la pugna con Mascherano. El argentino había llegado in extremis al corte y pudo hacer falta al asturiano, aunque Webb tampoco vio nada mientras el jugador del Barcelona de lo que se quejaba era de un codazo de su excompañero.