Clásico Real Madrid-Barcelona: Los penaltis que decidieron el 'Clásico' y el pisotón de Busquets a Pepe

Penaltis discutibles. Mucho. Uno que claramente no lo fue y dos caídas, una en cada área, que fueron protestadas como penaltis. El Clásico del Santiago Bernabéu estuvo plagado de jugadas dudosas en las dos áreas y Undiano Mallenco, horrible toda la noche, no acertó en demasiadas. Pero lo más polémico, un pisotón de Sergio Busquets a Pepe en la cabeza no lo vio nadie

Qué.es 24 de marzo de 2014

Antes de esta polémica acción, tanto Barcelona por una caída de Neymar ante Pepe y tanto Real Madrid por otra caída de Ronaldo y unas posibles manos de Piqué, pidieron sendos penaltis. Ahí pudimos ver el peor gesto del partido. Ese pisotón en la cabeza del central portugués del Real Madrid. Pero en el minuto 54 de este Clásico el penalti que supuso el 3-2 para los blancos fue muy discutido por los jugadores del Barça, ya que ese derribo a Cristiano fue fuera del área.

Todos los jugadores del Barça, especialmente el propio jugador brasileño, protestaron al árbitro del partido, y ante las protestas y la propia falta cometida, Alves vio cartulina amarilla.

La tranquilidad no duraría demasiado. Aún con la adrenalina por las nubes, llegó un penalti que cometió Sergio Ramos sobre Neymar en el minuto 63 de partido en el que el sevillano vio la roja directa al ser el último hombre defendiendo esa acción. Y justo veinte minutos después, Dani Carvajal derribó a Andrés Iniesta dentro del área y Undiano no se lo pensó, volvió a señalar los once metros. La cuetión es que ninguno, o casi, de stos penaltis pareció claro.

MÁS ACCIONES POLÉMICAS

Todo lo anterior se refiere a los penaltis que el colegiado pitó. Pero hubo acciones que podían haber significado otras tantas penas máximas y que el colegiado no pitó. En el 18 de partido, Neymar pisó área tras dos regates e intento librarse de la marca del defensa português Pepe. El brasileño, tras otro quiebro, cayó ante los pies del zaguero madridista. Pudo haber contacto en esa caída, pero Undiano Mallenco no pitó nada y decidió que siguiera el juego ante las protestas de varios jugadores del Barça.

La polémica continuó con unas posibles manos de Gerard Piqué en un lanzamiento de falta de Cristiano Ronaldo. Golpeó el portugués, y tanto el defensa catalán como su compañero Cesc saltaron para intentar bloquear ese balón. Pero en ese salto, el balón pudo impactar en la mano de Piqué. ¿Involuntario? ¿Para protegerse? Podíahaber supuesto un penalti favorable al Real Madrid y una tarjeta amarilla para él.