Champions League: Van Persie destroza al Olympiacos de Míchel

El Manchester United tiró de la efectividad del holandés Robin van Persie para fulminar (3-0) al Olympiacos en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones -gracias a un triplete del holandés- y sellar su pase a unos 'cuartos' que se antojaban lejanos para los de David Moyes a tenor del 2-0 en la ida y la mala temporada de los de Old Trafford

Qué.es 20 de marzo de 2014

El conjunto inglés salvó los muebles ante su público para estar en el sorteo del viernes y seguir con opciones de enderezar un año de transición en el banquillo en el que cada fin de semana es una incógnita. Los de José Miguel González 'Míchel' se vieron superados por la pegada local y la falta de experiencia en estas lides. A pesar de llevar el peso del encuentro en la primera mitad, y parte de la segunda, los griegos se fueron dos tantos abajo al descanso con dos errores defensivos.

El 'Teatro de los Sueños' apelaba a una noche mágica. El resultado fue el deseado por los 'red devils' pero la magia no fue necesaria. Los de Míchel se dejaron meter mano por un United discreto pero con calidad indiscutible para decidir un partido o en este caso una eliminatoria. Y es que la sensación de los primeros minutos era que otra decepción sobrevolaba al United de Moyes. Por ideas, juego e incluso profundidad el Olympiacos sumaba puntos para sorprender a los locales. Sin embargo, el sueño de los de Míchel se truncó poco a poco.

Primero con el penalti tonto de Holebas sobre Van Persie, que supuso el primer gol del holandés en el minuto 25. Había avisado Rooney antes con un cabezazo repelido por Roberto al palo, pero los visitantes habían dado muestras de peligro precisamente por la banda de un Holebas que pasó de héroe a villano. Después, el reciente campeón de la liga griega, por cuarto año consecutivo, chocó con el meta español David de Gea.

El ex del Atlético de Madrid, providencial, realizó una doble intervención clave y casi a bocajarro en remates de Fuster y del 'Chory' Domínguez. Los griegos, valientes, toparon con el meta rival, y en otro error antes del descanso se fueron con una pesada losa al vestuario. De nuevo Rooney y Van Persie se buscaron, se entendieron y se aprovecharon de una defensa despistada para empatar la eliminatoria con 45 minutos aun por delante (2-0).

VAN PERSIE CIERRA SU GRAN NOCHE Y SE RETIRA EN CAMILLA

Y no hicieron falta más que cinco para remontarla: en una falta, con los dos héroes del United dispuestos a lanzar, el inglés y el holandés. El primero amagó y el segundo firmó su triplete mandando el balón al segundo palo (3-0). La buena disposición y planteamiento de los visitantes se llevaba un jarro de agua fría por la pegada de los ingleses y de un Van Persie que apareció el día clave. La aureola que rodeaba al holandés esta noche le abandonó sin embargo en los últimos minutos, cuando se tuvo que retirar en camilla lesionado.

En esos minutos, el United no terminó de cerrar la remontada, dejando algo de incertidumbre que los de Míchel no lograron aprovechar. Como ya ocurriese en las anteriores dos visitas del equipo heleno Old Trafford, los 'red devils' golearon sin piedad al Olympiacos. El mazazo pesó con creces en los griegos que, a pesar de contar con minutos por delante, no lograron concretar sus ocasiones y batir a un De Gea clave para el pase de los de Manchester junto a Rooney y Van Persie.