Venta del Valencia: El golpe de estado de Amadeo Salvo

Bankia ha cedido ante los intereses del Valencia FC tras las presiones de Amadeo Salvo, lo que supone que el club podrá votar en la comisión gestora del proceso de venta

Leer más en MediosDeportivos.com

Que.es/MediosDeportivos.com 24 de febrero de 2014

Como si fuera cosa del destino o puede que fruto de la casualidad, durante la jornada de ayer se sucedieron una serie de acontecimientos en el Valencia CF y su entorno que desembocaron en un derecho a voz y voto para el conjunto de Mestalla en la comisión gestora del proceso de venta. Un compendio de presiones, conspiraciones y decisiones que acabaron por beneficiar los intereses del actual presidente del conjunto de Mestalla. Es lo que ya se conoce como "el golpe de estado de Amadeo Salvo".

Y es que el Valencia CF hasta la fecha tenía únicamente la posibilidad de participar en las reuniones como oyente pero el voto era mancomunado al de la Fundación. De hecho, Salvador Martínez e Isidro López iban juntos de la mano a la hora de escuchar a KPMG, que era quien representaba los intereses de Bankia. Ahora, tras la intermediación del Consell tras la presión de Salvo durante esta última semana y media parece que Bankia ha aceptado que el Valencia CF vote en esa comisión gestora.

La entidad bancaria finalmente ha cedido a los intereses del Valencia CF principalmente para desbloquear un proceso que llevaba varado dos semanas y parecía en dique seco. Un terreno de nadie que empezaba a desesperar algunos posibles compradores ante la no revelación de información por parte del club y el estancamiento del proceso de venta. De esta manera, Salvo conocerá los inversores pero a cambio tendrá que facilitar toda la información que le sea requerida por KPMG.

Había muchos que ya daban por muerto al presidente valencianista hasta tal punto que llegó a hablarse de una moción de censura que estaba muy alejada de la realidad. Una conspiración en contra del presidente que nunca se produjo, pero que todavía sigue coleando en los subterfugios de la Avenida Suecia.

Así que en un día en el que España aún recordaba el golpe de Estado del 23-F con Tejero a la cabeza; en el valencianismo ya pueden marcar la fecha en rojo como la jornada en la que se gestó el nuevo proceso de venta del Valencia CF. Fue, contra todo pronóstico, el golpe de Estado de Amadeo Salvo.