Fraude en el fútbol: jugadores adultos con pasaporte infantil

¿Se imagina a su hijo de 17 años jugando en categoría juvenil con un hombre 'hecho y derecho' de 42 años? Pues eso, en principio, es algo que está sucediendo en Italia. Y es que la Lazio, un histórico del Calcio, está en entredicho por tener en su equipo de juveniles a Joseph Minala, un futbolista camerunés que al parecer no tiene la edad que dice tener. Una situación que parece que es habitual en el 'deporte rey', al menos, en estas tempranas edades.

Jose Fernández/Qué.es 21 de febrero de 2014

Los clubes de fútbol siempre suelen tener entre sus prioridades el desarrollo de la cantera. Las categorías inferiores surten- en la mayoría de equipos más humildes y más con la que 'está cayendo'- al primer equipo. Esas futuras estrellas se suelen criar en la 'casa' pero otras muchas se suelen 'pescar' de fuera y ahí es donde entra el conflicto que nos incumbe.

¿Se controlan las edades de los futbolistas que entran en las categorías inferiores de los clubes? ¿Se preocupan de ello estos equipos? La polémica ha estallado después de que un conocido equipo italiano haya ascendido a su primer equipo al futbolista Joseph Minala. Pero ojo, porque la historia de este jugador es realmente curiosa.

Este joven de origen camerunés- y de 17 años de edad, presuntamente- fue convocado por el primer equipo de la Lazio para competir en la Serie A, la primera división del fútbol italiano, en el partido que les enfrentaba a la Roma. Minala llegó a Italia en 2012 gracias a un representante que le había ofrecido un hueco en unos de los mejores equipos del país. 

Minala se arriesgó, consiguió todo el dinero para lograr el viaje a Italia desde Camerún pero se topó con la realidad que azota a muchos futbolistas inmigrantes: no había nadie en la estación de transportes de Termini, en Roma. Finalmente, acabó en un centro de acogida de menores y tras un periodo de unos meses, este camerunés acabó eligiendo a Lazio.

Sin embargo, la historia- que es dura en sí- no es curiosa por esto. Lo es por lo siguiente: una vez el jugador es convocado para debutar en la Serie A, se filtran unas fotos del futbolista en la se percibe que tiene un aspecto más bien de cuarentón que de veinteañero.

Un tipo formado muscularmente, cuadrículado y con rasgos físicos- sobre todo, faciales- de ser una persona completamente adulta. Estas fotos cruzaron el charco y llegaron hasta Camerún. Y fue allí, cuando un medio de ese país, aseguró que Minala tenía muchos más años de los que dice tener.

Las informaciones de 'Senego' contaban con las palabras de varios amigos del futbolista que afirmaban que "Minala tiene más de 37" e incluso el propio medio llegó a asegurar que el jugador de la Lazio tenía 42 años.

¿Qué ha hecho el club italiano ante estas acusaciones? Desmentir con un comunicado. La Lazio se escuda en la documentación original que emplearon a la hora de realizar el fichaje y al inscribir al jugador en Italia. En la ficha de Minala aparece que nació el 24 de agosto de 1996. ¿Quién miente? Las fotos hablan por sí solas.

Pero... ¿Hay alguna forma de que los clubes conozcan la edad exacta de los jugadores en edad cadete o juvenil que quiere incorporar a sus equipos sin que se produzca ningún tipo de engaño?

Según el doctor Gilberto Díaz Motola, especialista en Medicina Deportiva, hay fundamentalmente dos pruebas que ayudan a que se pueda conocer la fecha de nacimiento de una persona.

"En primer lugar existen unas pruebas radiológicas que te aproximan a la edad y si no pasan de los 20 años de edad, hay indicios óseos aunque no es algo exacto. Cuanto más joven es una persona más fácil se detecta la edad que tiene, ya que los cartílagos de los huesos no están aún cerrados", apunta.

Este experto en Medicina Deportiva apuesta más por la segunda opción, la de realizar una radiografía simple de muñeca. Esta es la que utiliza desde 2009 la FIFA para combatir las mentiras que afectan al fútbol. En el Mundial sub-17 de ese año fue cuando el organismo internacional empezó a medir el desarrollo físico del futbolista.

Una técnica que se empezó a emplear ya que más de un tercio de los futbolistas analizados desde el año 2003 superaban la edad límite que estaba fijada para los campeonatos de esa edad.

Díaz Motola explica que hay otros métodos, pero ya mucho más caros y que necesitan un desembolso mucho más alto para muchos de los clubes, como el que emite un ultrasonido y que produce el mismo efecto que en los casos anteriores. 

Según Motola los grandes equipos profesionales realizan un "exhaustivo reconocimiento médico" que está dirigido a conocer el estado físico del futbolista y del que también se extraen conclusiones sobre las articulaciones de los futbolistas. Algo, que según sus palabras, los equipos menores no realizan.

"La mayoría de inmigrantes africanos suele variar su edad a la hora de entrar en España. Sean futbolistas o no, conocemos casos de ciudadanos que vienen con una edad determinada y que las pruebas de la Guardia Civil concluyen que tienen más años de lo que dicen tener. No es una situación que se de en el fútbol pero se puede extrapolar", concluye.

¿SON CONTUNDENTES LOS CLUBES ESPAÑOLES EN ESTE ASPECTO?

¿Es esta una práctica habitual en el fútbol? ¿Los clubes españoles certifican que los jugadores foráneos tienen la edad que dicen tener? 

Juan Pedro Navarro, director del fútbol base del Rayo Vallecano, señala que desde el club madrileño no se hace ningún tipo de prueba médica a los futbolistas extranjeros que llegan a su club, más allá del reconocimiento médico que pasan todos los jugadores.

"Nosotros vemos a los chavales y si nos interesan los fichamos. No tenemos la idea de ganar títulos sino trabajar en las categorías inferiores con ellos y poder traspasarlos en el futuro, sacando un gran beneficio económico. Confíamos en los africanos. Para nosotros, un chaval que viene de África tiene el mismo trato en ese aspecto que un futbolista español", apunta.

Navarro explica que el Rayo Vallecano no paga los cerca de 300 euros que cuesta la prueba médica que ayuda a determinar la edad exacta de un futbolista, que concretamente, según sus palabras, tiene un 95% de efectividad.

Para el director de fútbol base del Rayo Vallecano la situación que se ha producido con el futbolista de la Lazio no es reflejo de lo que ocurre en el fútbol español. Navarro aclara que "cuando se viaja a África en busca de futbolistas realmente te das cuenta de si un futbolista tiene una edad o tienen otra". "Eso se nota pero evidentemente, te la pueden colar", dice.

A pesar de todo, el responsable de cantera del equipo madrileño, no cree que otros equipos como el Real Madrid, Atlético de Madrid o Barcelona "se busquen problemas" por este tipo cuestiones. Y avisa: "Este es un problema que no sólo existe con los chavales que proceden de África. ¿Quién no ha visto un partido de alevines en donde ves a un niño de 10 años que parece que tiene 15? Esto sucede en muchos de los clubes y no se le da tanto bombo".

Una parte que responsabiliza a la dirección deportiva de los clubes, otra al apartado médico de la entidad y... ¿Cuál es el último eslabón que falta en esta cadena? El de los representantes. Manuel García Quilón, uno de los agentes FIFA con mayor reputación en España y que lleva a jugadores de la talla de Arbeloa, Albiol y Pepe Reina, califica de "anómalo" el caso de Minala con la Lazio.

¿Cómo suelen actuar los representantes en estos casos? ¿Se aseguran, igual que los clubes, de la edad de los jugadores para los que van a trabajar? "Te diriges a un futbolista, sabes la constitución que tiene, su fecha de nacimiento. Es imposible que pueda haber un cambio de datos y por lo tanto tenemos que creer en los datos que existen. Es como si un cirujano operara con una licencia falsa", apunta García Quilón. 

Para García Quilón esta situación con "casi total seguridad" no se da en el fútbol español y es algo más propio, según sus palabras, de un país subdesarrollado. 

Sin embargo, el de Joseph Minala no es un caso aislado en la historia del futbol. El año pasado el ex presidente del Partizán de Belgrado, Zarko Zecevic, realizaba unas declaraciones sobre el ex jugador de fútbol Taribo West. 

Según el mandatario del equipo serbio, West mintió con su edad. "Cuando fichó por nosotros nos dijo que tenía 28 años y en realidad tenía 40", declaró Zecevic.

Más allá del rendimiento de estos jugadores, no sólo se llevan al centro de la polémica a futbolistas que pasan con más pena que gloria a lo largo de su trayectoria deportiva sino que hay casos de históricos del balompié como Donato o el delantero nigeriano Kanu. 

Otro delantero pero este mucho más conocido y todavía en activo, Radamel Falcao, también estuvo en entredicho por 'mentir' en su edad. Algo que no fue más allá de un par de días de polémica ya que se accedió al registro civil de nacimiento del futbolista para comprobar que nació en 1986 y no en 1984 como en principio se señalaba.