El Inter de Milán amenaza la estabilidad del Atlético de Madrid

El Inter de Milán está atravesando un momento muy delicado desde su existencia y por este motivo han pensado en un cambio radical en su banquillo para volver a la élite del fútbol italiano, siendo su objetivo prioritario para el próximo verano el técnico del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone

Leer más en MediosDeportivos.com

MediosDeportivos.com/Qué.es 14 de febrero de 2014

El Inter de Milán está atravesando un momento muy delicado desde su existencia y por este motivo han pensado en un cambio radical en su banquillo para volver a la élite del fútbol italiano, siendo su objetivo prioritario para el próximo verano el técnico del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone.

Al igual que ocurrió cuando jugaba en el equipo rojiblanco, el ahora técnico también dejó huella entre los aficionados de la escuadra neroazzurra, que estarían encantados de poder contar con el argentino para tratar de revertir la actual situación en la que se encuentran, apeados de Europa desde la pasada temporada y muy lejos de los primeros puestos de la Serie A.

Aunque Simeone renovó recientemente con el Atlético hasta 2017, no se descarta que pueda cambiar de banquillos después de terminar la presente temporada y más aún si finalmente no se consigue ningún título. Erick Thohir, magnate indonesio que acaba de comprar el Inter, ha iniciado las gestiones para proceder a su contratación, y no dudará en poner sobre la mesa un millonario contrato al técnico rojiblanco para que acepte la oferta.

Si sumamos que el Atlético podría perder a varios de sus principales jugadores el próximo verano, Courtois, Diego Costa, Filipe Luis y Arda Turan, entre otros, algo que choca directamente con los planteamientos del míster, podríamos estar hablando que la salida de Simeone del club del Manzanares no sería tan extraña. El Inter de Milán podría poner el punto y final al ciclo ganador del Atlético de Madrid en los últimos años, tratando de llevarse al artífice de dicho éxito para intentar copiar los éxitos rojiblancos.