Fichaje de Neymar: El Santos denunciará al padre del futbolista al sentirse engañado

El Santos, club de origen del astro brasileño, se considera engañado por el padre de Neymar y no quiere perder su parte del pastel. De este modo se pretende ver las caras en los tribunales con el padre y representante al entender que le corresponden parte de los 40 millones que recibió la empresa N&N Sports, propiedad del padre del jugador, por dar prioridad a los azulgranas en el fichaje

Qué.es 30 de enero de 2014

En el Santos se miran unos a otros pensando que les han tomado por idiotas. Aseguran que desconocían el pago de esos 40 'kilos' hasta que el Barcelona lo hizo público al revelar que el precio total del futbolista ascendía a 57,1 millones, de los que tan solo 17 millones, o poco más, irían a las arcas del club de fútbol brasileño cuando se entendía siempre que a ellos le correpondería el 50% del total del coste del pase. El resto se repartía de la siguiente manera: las empresas DIS (40%) y Teisa (10%).

El presidente del Santos, Odilio Rodrigues dijo: "Ayer, pedimos que enviasen todos los documentos relativos a la negociación. El padre de Neymar me llamó y me dijo que vendría a verme. Me explicó lo mismo que le había dicho a la prensa y me dio algunos detalles. Yo le solicité los documentos y él me dijo que no me los podía dar alegando una cláusula de confidencialidad. Podía hablar pero no entregar. El Santos va a denunciar y espera una respuesta".

"Aunque tenía contrato hasta 2014, Neymar no era feliz y quería salir en 2013. Entonces le llamamos, le presentamos las dos propuestas que teníamos y él se inclinó por el Barcelona. Ahí se cerró el acuerdo. La primera propuesta era de 16 millones. Dijimos que no y luego ofrecieron 17,1, más dos si Neymar estaba entre los tres candidatos al Balón de Oro durante el tiempo que estuviera en el Barça. Recibimos el dinero, pagamos los porcentajes a DIS y a Teisa y nos vimos sorprendidos un tiempo después cuando el vicepresidente del Barça -entonces Josep Maria Bartomeu- dijo que había costado 57 millones. Eso provocó sorpresa e indignación. Una diferencia de 40 millones hace sospechar a todo el mundo", continúo. 

Según Rodrigues, "Sandro Rosell nos respondió con una copia que también mandó a la FIFA en la que confirmaba los 17,1 millones para Santos y en la que alegaba que los otros 40 no tenían que ver con nuestro club, porque eran pagos a personas relacionadas con la negociación a los que no identificó".