Fichaje de Neymar: Cronología de un fichaje de relumbrón que se llevó por delante a Rosell

Era la segunda pata del banco deportivo y de mercadotecnia para seguir construyendo el Barcelona del futuro. Una estrella de 21 años con el fútbol y las marcas rendidas a sus pies. Y el ya expresidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha vivido su propia tragicomedia con el brasileño Neymar como actor secundario y motor de la historia. Con Neymar, Rosell pasó de la alegría y optimismo con su llegada al equipo el pasado verano a ser el motivo de su desgracia... Como finalmente ha pasado parcialmente. La operación de su fichaje podría acabar en los juzgados con Rosell como imputado.

Qué.es 24 de enero de 2014

Y es que para saber si la tragedia de 'Edipo, rey' es completa hay que esperar el resultado de las pesquisas judiciales. Pero la crueldad del caso está ejemplarizado por la imagen del futbolista brasileño sonriendo y saludando a la vida con "otro día de alegría" mientras Rosell vivía su zozobra encerrado en su casa con algunos de sus máximos colaboradores. Una tragicomedia, lo dicho. 

Pese a que Neymar no es motivo ni causa de forma voluntaria en su dimisión, Rosell se ha visto obligado a dejar la nave blaugrana por su fichaje, por una presunta apropiación indebida en modalidad de distracción, con lo que el astro brasileño ha sido la luz y la sombra para el presidente en menos de medio año.

Y es que un mandato de Rosell que debía acabar en 2016, se ve interrumpido por el caso Neymar, futbolista apuesta personal y que debía traer alegría y títulos al club. El astro brasileño llegó el verano de 2013 para mejorar el proyecto deportivo, como salvavidas, después de una temporada en que se ganó Liga pero se sucumbió ante el Bayern de Múnich en Europa.

Con él, Rosell pretendía traer ilusión y orgullo para un barcelonismo necesitado de confianza para la nueva temporada. El 3 de junio de 2013 fue presentado como nuevo jugador, ante 56.500 barcelonistas en el Camp Nou, hasta 2018, y Rosell festejó traerlo por 57,1 millones de euros.

Esta cifra que defienden Rosell y el club pese a que la querella se sustente en lo contrario, pues parece ser que la suma del fichaje podría subir hasta los 95 millones de euros, ha traído varios dolores de cabeza al exdirigente, que ha acabado por dimitir tras unos días convulsos llenos de contradicciones.

SE ABRE EL TELÓN CON UNA QUERELLA

Y es que todo empezó con una querella puesta contra Rosell por un socio del club, Jordi Cases, por apropiación indebida en modalidad de distracción en el fichaje del brasileño. Cases, ante la negativa del club a explicar y desgranar las cifras de la operación por las famosas cláusulas de confidencialidad, optó por la vía jurídica.

Su querella llegó a la Fiscalía, que instó al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz a admitir a trámite la querella contra Rosell al disponer de los contratos firmados entre clubes, jugador y asociaciones de la familia del astro brasileño, con los que en principio se podría entender que la operación sube hasta los 95 millones de euros, y no 57,1 millones que esgrime el club.

Este lunes pasado, Rosell sorprendió en rueda de prensa, convocada para explicar el referéndum para la construcción del nuevo estadio sobre la estructura del actual Camp Nou, al pedir a Ruz que admitiera a trámite la querella y le citara a declarar para dar explicaciones. El miércoles, el juez de la Audiencia la admitió a trámite pero no le citó a declara, ni a él ni al club blaugrana.

El siguiente paso fue anunciar la petición que haría Rosell a la Audiencia para que Ruz se inhibiera del caso y este fuera trasladado a Barcelona, al creer el club que todos los contratos en los que se basa la querella fueron firmados en la ciudad catalana y no en Brasil, aunque todavía no se ha hecho esta petición. Rosell trabajó por traer antes que nadie a Neymar a Europa, y se irá ahora antes de finalizar mandato por haberlo logrado.

TODO COMENZÓ EN... ¿FLORENTINO?

Una de las primeras voces que puso en duda las cifras dela operación Neymar, sin embargo, no fue ningún culé. El desglose y explicación de la junta directiva fue el siguiente: 17,1 millones al Santos y 40 para la sociedad N&N (Neymar & Neymar). Además, se habla de dos partidos amistosos con el Santos, que en caso de no celebrarse deben saldarse con el pago de 8 millones. ¿Quién pone todo esto en duda? ¿Quién reacciona a las cifras? No, no fue Joan Laporta. Fue quien luchó con los blaugranas para fichar al astro: el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. 

Éste asegura que fichar a Neymar eran 150 millones. Poco después de fichar a Gareth Bale por 91 'kilos', el presidente blanco afirma que no se decidió a fichar a Neymar debido a que el coste total del fichaje del jugador era de 150 millones de euros. Y después llegó la denuncia de Jordi Cases.

Llegarían los rumores y las filtraciones, como cuando se supo que su contrato tenía detrás 95 millones. El 20 de enero de 2014, el diario El Mundo publica una información con el contrato del fichaje del brasileño y destapa que el coste del fichaje del jugador. Se trata de siete documentos suscritos entre el club y la familia de Neymar por conceptos bastante abstractos como buscar promesas en el Santos, contratos publicitarios en Brasil y fines benéficos (8,5 millones en total). 

Pero hay más: el club paga otros 30 millones de euros al jugador fingiendo haber incumplido el contrato firmado inicialmente -10 millones de euros de prima de fichaje- y abonándole así al jugador la citada cantidad gracias a una cláusula del contrato.