El Barça sufre a balón parado: la mitad de los goles encajados en Liga llegan desde el córner

A pesar de que los números acompañan en el entorno de Can Barça, los ánimos no están por las nubes en Barcelona. La distancia al Real Madrid se ha acortado a un solo punto y el equipo no acaba de dar con la tecla. La defensa es la que más sufre, sobre todo, a balón parado, un factor que los equipos que juegan contra los del 'Tata' saben que pueden aprovechar.

20 de enero de 2014

Como dice un dicho sabio en el fútbol, cada entrenador tiene su librillo. Unos trabajan el ataque, otros la defensa y otros el balón parado. Dentro de cada uno de ellos, hay algunos técnicos que trabajan unos más que otros, o los dos. Por ejemplo, el Atlético de Madrid es uno de los conjuntos que más partido le está sacando a la estrategia.

Partido sí y partido también el Atleti ha sacado muchos puntos a balón parado. Choques importantes como el de O` Dragao en Champions o la misma final de la Copa del Rey ante el Real Madrid con el gol de Miranda salieron adelante gracias a la estrategia.

Sin embargo, hay otros equipos que sufren mucho no para que atacar el balón parado- que también- sino para defenderlo. Ese es el caso del Barça del Tata Martino. Seis de los trece goles que han encajado los culés en lo que va de Liga- casi la mitad- han sido de saques de esquina. Ayer mismo, en el Ciudad de Valencia ante el Levante, Vyntra adelantó a los de Caparrós en un córner que no condicionó mucho el choque ya que Pique golpeaba en otro córner a los locales.

La debilidad azulgrana a balón parado ya la aprovecharon otros jugadores como Helder Postiga, Coke, Javi Guerra, Musacchio o Lisandro. En todos ellos, el Barça salió victorioso. Pero el Tata sabe que es un aspecto que su equipo debe mejorar, sobre todo, a partir de este momento cuando cualquier fallo- por pequeño que sea- te puede dejar al borde del K.O.

En Europa, muchas eliminatorias se deciden por detalles. El City tiene un gran potencial a balón parado: grandes lanzadores y grandes rematadores. Mascherano no tiene la facultad- de las pocas que le faltan- de ser un jugador seguro en el juego aéreo. No sólo el Barça tiene este problema, también el Real Madrid. Mal de muchos, consuelo de...