Contrato de Neymar con el Barcelona: Las 95 mentiras de Neymar

El fichaje de Neymar puede convertirse en la tumba de Sandro Rosell. No porque su rendimiento no sea el esperado, sino por las irregularidades que supuestamente se han cometido en la operación que le llevó del Santos al Barcelona. Jordi Casas, abonado al club catalán, presentó una querella por apropiación indebida contra el presidente del conjunto azulgrana que está siendo examinada por el juez Pablo Ruz. El diario /El Mundo/ ha tenido acceso a los documentos sobre el caso que se encuentran en el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional y demuestran que el Barcelona podría haber pagado más por Neymar de lo declarado oficialmente.

Leer más en MediosDeportivos.com

MediosDeportivos.com/Qué.es 20 de enero de 2014

El Barcelona declaró haber pagado 57 millones de euros por el fichaje de Neymar, pero la cifra real podría alcanzar los 97, según la documentación publicada por el diario El Mundo. Una diferencia sustancial. Tan solo se han extraviado 38 millones de euros entre una versión y otra. La operación se encareció presuntamente a través de comisiones y acuerdos con los familiares del futbolista que han sido utilizados para encubrir el verdadero salario que percibe del Barcelona. Según el diario El Mundo, existen hasta tres comisiones millonarias que recibe la familia de Neymar y que hasta el momento no se habían hecho públicas.

El padre del jugador recibe dos millones de euros por buscar nuevas promesas en el Santos y otros cuatro por captar contratos de publicidad de empresas brasileños. En ambos acuerdos se especifica que Neymar senior recibirá estos pagos con independencia del resultado que obtenga su labor. "Esta contraprestación tiene la condición de fija y no está sujeta al éxito de las gestiones a realizar", se puede leer en el contrato. El sumando de todas las cláusulas alcanza la cifra de los 95 millones de euros que habría costado el fichaje de Neymar.

Este caso puede ser la tumba definitiva de Sandro Rosell como presidente del Barcelona, que ve como se amplían sus problemas al frente del club. El extravio de 38 millones de euros y mentir a los aficionados parecen actos
demasiado graves como para sobrevivir a ellos.