El Sevilla paró en seco el liderato del Atlético con un empate en Calderón

No pudo ser. El Atlético de Madrid dejó escapar la segunda ocasión de ponerse líder en solitario de la Liga BBVA tras empatar (1-1) con el Sevilla en la vigésima jornada celebrada este domingo en el Vicente Calderón, donde con un gol de Villa en la primera mitad estuvieron cerca de aprovechar el 'pinchazo' del Barcelona en el Ciudad de Valencia, hasta que Rakitic puso las tablas, de penalti, en el 73'.

Qué.es 20 de enero de 2014

Los de Diego Pablo Simeone mostraron el hambre de siempre en su inexpugnable feudo. Más aún saltando al césped con la noticia del empate del Barça (1-1) ante el Levante, lo cual ponía en bandeja el liderato en solitario para los rojiblancos. Sin embargo, cada partido del Atleti es una lucha y en este caso el rival era un Sevilla en un buen momento, y que vendió caro su pellejo para sumar un punto en su escalada en la tabla con la vista en Europa.

El duelo no defraudó, como cada vez que atléticos y sevillistas se ven las caras. Saltaron las chispas, e incluso los visitantes terminaron con uno menos por la expulsión ya en el noventa de Alberto Moreno. Diego Costa tuvo mil batallas en el área rival, buscando poner fin a su sequía goleadora, pero la sangre no llegó al río. Con el empate en el marcador, los últimos veinte minutos fueron una batalla, tras la cual los del 'Cholo' siguen empatados con el Barça (51 puntos) en el inicio de la segunda vuelta.

El que sí cortó su mala racha de cara al gol fue Villa, que adelantó al Atleti en el minuto 18 aprovechando un rechazo en el área en una mala salida de Beto. Los locales encontraron el premio a su gran puesta en escena, con la cual encerraron a un Sevilla que no terminó de poner en práctica lo diseñado por Unai Emery para esta guerra en el Calderón. Tras el paso por los vestuarios, los cambios sentaron bien al Sevilla, con la entrada de más pólvora arriba y adelantando a Rakitic.

Los andaluces comenzaron a asomarse arriba pero sin precisión en el último pase. Por su parte, el Atleti pecó de atropellado, queriendo cerrar el partido por la vía 'demasiado' rápida. Los de Simeone comenzaron a acusar el derroche de la primera mitad y el Sevilla fue recordando sus buenas maneras, las que le han llevado a sumar con éste ocho partidos seguidos sin perder. La osadía de los visitantes no terminó de generar ocasiones claras, pero también encontró premio.

En este caso fue regalo, ya que el gol del capitán del Sevilla llegó en un penalti infantil de Juanfran a Bacca, cuando el delantero visitante tenía pocas opciones de peligro. El liderato en solitario se esfumaba para los del 'Cholo'. El Atleti lo intentó en los últimos minutos, a la desesperada, y el gol no llegó. Los colchoneros no aprovecharon el tropiezo culé y una semana más es el Real Madrid el gran beneficiado de los partidos de atléticos y barcelonistas.