¿Doblete Liga y Copa en el Rel Madrid?: El Barcelona sí sabe romperla

El Real Madrid vive en una maldición desde 1990 ya que nunca ha logrado disputar una final de copa en la misma temporada en la que se ha proclamado campeón de liga. Una estadística que para nada con un Barcelona que, podríamos decir, funciona a la perfección en este sentido

Leer más en MediosDeportivos.com

MediosDeportivos.com/Qué.es 16 de enero de 2014

La comparación entre blancos y culés es escandalosa ya que los catalanes han logrado en siete ocasiones de los últimos 24 años ganar la liga y jugar una final, mientras que el Real Madrid no lo consigue desde la temporada 1898/1990 en la que, precisamente, perdió la final copera ante el Barcelona. Tiene que ser muy duro ver como tu rival va logrando vencerte en cada una de las estadísticas en las que luchan.

Si leemos estos datos entre líneas obviamente desciframos que el Real Madrid no ha logrado ningún doblete en los últimos 24 años y no ha estado ni cerca de hacerlo porque en los años que ha salido campeón nunca llegaba a la final en las demás competiciones. Ni Juande Ramos, ni Pellegrini, ni Mourinho ni muchos más pudieron romper el maleficio de los blancos.

Los madridistas estarán algo frustrados ya que en Europa sí hay bastantes equipos que hayan combinado varias competiciones cuando salieron campeones como el Bayern Munich, el Inter de Milán, el Borussia Dortmund o el Chelsea, entre otros. En España. además del Barcelona, también han logrado jugar una final cuando salieron campeones el Atlético de Madrid (1996) y también el Valencia (2004). Recuerden que hablamos de esta estadística en los últimos 24 años.

Carlo Ancelotti, actual técnico del Real Madrid, logró el doblete con el Chelsea, así que veremos sí es capaz de romper el maleficio de la casa blanca. El técnico italiano recuperó distancia en la última jornada al Barcelona y al Atlético tras el empate de estos y su posterior victoria ante el Espanyol. Si tiene suerte y gana la liga, la final de copa podríajugar ya que va por el otro lado del cuadro del Barcelona. ¿Romperá Carletto el maleficio blanco?