Cristiano Ronaldo mete al Real Madrid en cuartos de Copa del Rey

El equipo blanco pasa a cuartos tras una victoria en el partido de vuelta ante el Osasuna con dos goles de Ronaldo y Di María. El Real Madrid no dejó espacio a los de Javi García para remontar en Pamplona.

EP 16 de enero de 2014

El Real Madrid resolvió su presencia en los cuartos de final de la Copa del Rey tras doblegar a Osasuna (0-2) en el partido de vuelta gracias a los goles de Cristiano Ronaldo, que celebró su 'Balón de Oro' con una falta 'marca de la casa', y de Ángel di María, que se reencontró con el madridismo tras una gran acción de Jesé.

El conjunto de Carlo Ancelotti, que tenía medio pase atado desde el Bernabéu, no quiso dar pie a las dudas y pronto se puso el mono de trabajo para evitar despistes. Una victoria que deja pocas conclusiones, pero que sirve para estirar el buen momento de los merengues, quienes no han encajado gol en sus cinco últimos encuentros.

Poco había en juego para los de Javi Gracia, quienes confiaban en que el resultado les diese la mano en la primera media hora. Pero no fue así. Ni llegó el gol local ni una expulsión en el Madrid que hubiese cambiado el escenario. Todo, según lo previsto, dejó el duelo sin mucho picante, pese al regreso de Fabio Coentrao, que terminó expulsado por sus malos modales.

Así avanzó el partido hasta que surgió la figura del flamante 'Balón de Oro', que consiguió el 0-1 merced a un 'tomahawk' que no pudo atrapar Andrés Fernández. De hecho, el meta navarro ayudó a introducir el cuero en su propia portería. Cristiano, harto de moral, volvió a marcar tras el periodo vacacional y su desacertada actuación en Conrnellà.

El gol tiró por tierra cualquier conato de remontada por parte de los rojillos, que lo intentaron por mediación de Cejudo. Un lanzamiento al palo, a cinco minutos del descanso, fue el mejor exponente de un Osasuna que tampoco se dejaba la vida en hacer daño al Real Madrid.

Y así pasaron los minutos hasta que llegó el segundo. Un robo de Xabi Alonso, previa falta a un jugador navarro, sirvió a Jesé para culminar una jugada personal y asistir a Di María, que volvía a sonreír tras la polémica del acomodo. El argentino la pegó como los ángeles.

En el tramo final, Ancelotti metió a Morata, que terminó con el ojo hinchado por un golpe, pero el marcador no cambió. El Real Madrid, que no ha recibido un gol en esta competición, se medirá al Espanyol en cuartos de final tras su sofocante clasificación tras eliminar al Alcorcón.