Juan Antonio Pizzi quiere ser el Simeone del Valencia

El nuevo entrenador del Valencia, Juan Antonio Pizzi, ha cambiado por completo la imagen del equipo, y ya son muchos los que le comparan con el míster del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, precisamente enfrentados con sus respectivos clubes en la presente eliminatoria de la Copa del Rey

Leer más en MediosDeportivos.com

MediosDeportivos.com/Qué.es 8 de enero de 2014

Aunque el propio Pizzi ha descartado cualquier comparativa con su homólogo en el Atlético, la realidad es que ambos siguen la misma filosofía de juego, además de compartir gusto por la estrategia y por el sacrificio del colectivo.

Desde su llegada al Valencia, Pizzi ha demostrado su saber hacer, lavando por completo la cara del conjunto y haciendo un equipo muy competitivo, como ha demostrado ante el Levante el pasado fin de semana o como se pudo ver ayer mismo ante el Atlético de Madrid, consiguiendo un empate en el último minuto y haciendo sufrir al colíder de la Liga BBVA por primera vez en lo que llevamos de temporada.

Al igual que Simeone hizo en su día cuando aterrizó en el Calderón, Pizzi le ha transmitido a sus jugadores la misma garra que tenía él cuando jugaba para Valencia o Barcelona, además de mentalizar a sus jugadores para que vayan partido a partido sumando victorias, uno de los puntos más destacados del discurso del técnico rojiblanco.

Ambos técnicos tienen una increíble carrera como futbolistas a sus espaldas, lo que les da otra perspectiva diferente a aquellos técnicos que apenas pudieron disfrutar sobre el terreno de juego en su pasado, lo que hace de ellos un valor a tener en cuenta.

Pizzi tiene claro sus intenciones para esta temporada después de haber triunfado en Argentina con San Lorenzo de Almagro, y eso pasa por alzarse con la Copa del Rey y clasificar al Valencia para la próxima edición de la Champions League. Si realmente sigue los pasos de Simeone en el Atlético de Madrid, nadie duda de que podrá conseguirlo, el problema es que para hacerse con dicho título tendrá que ganar al Atlético en su feudo la próxima semana y eso no será tarea fácil y mucho menos teniendo en el banquillo rival a su compatriota.