El Bayern de Guardiola pierde su primer partido del año en Europa a costa del City de Pellegrini

El conjunto alemán desperdició una renta de un 2-0 inicial ante un Manchester City que acudió al Allianz Arena sin muchos titulares y que se quedó a tan sólo un gol de relegar al Bayern de Munich al segundo puesto del grupo. Este fallo de Pellegrini- que confirmó que pensaba que su equipo necesitaba otros dos goles más para ser primeros- le ha costado las críticas de la prensa inglesa. El haber derrotado al imbatible equipo de Guardiola ha pasado a un segundo plano.

Que.es 11 de diciembre de 2013

El Bayern de Pep Guardiola sufrió una inesperada derrota en la última jornada de la fase de grupos de la Champions. Y eso que el trepidante comienzo del equipo alemán no hacía presagiar la debacle que tendría lugar en la segunda parte. Muller y Mario Gotze pusieron el 2-0 en el marcador en el minuto 30 pero el City de Pellegrini- que parece que llegaron tarde al partido de la 'caraja' inicial con la que salieron- supo reaccionar a tiempo. 

Sin embargo, esa puntilla que parecía dejar KO al Manchester City le hizo reaccionar. Fue un hombre, un jugador especial, el de Arguineguín, David Silva, el que cogió el mando en el equipo celeste y el que redujo distancias justo antes del descanso. El que parecía ahora 'grogui' era el Bayern que no reaccionaba ante unos 'citizens' que iban a más.

Por esa inercia positiva, los de Pellegrini empataron de penalti gracias a Kolarov. Millner se unió a la fiesta ante los incrédulos alemanes que estaban alucinando con el cambio de tornas que había dado el encuentro. 

El imbatible Bayern, que sólo ha cedido dos empates en la Bundesliga y el temprano tropiezo ante el Borussia en el Supercopa de Alemania, no sólo perdía su primer partido en el Allianz sino que 'la broma' estuvo a punto de salirle cara a los de Guardiola. Un gol más y el actual campeón de la Champions hubiera sido segundo de grupo.

La prensa inglesa ha arremetido duramente contra Pellegrini ya que el chileno reservó a Agüero en el banquillo y no salió en ningún momento del partido. El propio Milner confirmó tras el choque que el técnico les aseguró que el resultado que les daba el liderato de grupo era el 2-5 y no el 2-4.

El pobre Pellegrini estará pensado. Voy, gano en uno de los fortines de Europa y encima estos 'guiris' se quejan. No hay quién los entienda. En parte tiene razón el bueno del chileno y en parte no. Lo mismo es enfrentarte en octavos de final con el factor campo en contra contra Real Madrid o Barcelona que hacerlo con tu público a favor ante un Olympiakos o un Ajax. Nótese la ironía...