Copa del Rey: El Atlético golea al Sant Andreu (0-4) y sentencia la eliminatoria

El Atlético de Madrid, campeón de la competición, ha iniciado su participación en la Copa del Rey de la mejor manera: goleada al Sant Andreu (0-4), con tantos de Raúl García, Arda Turan (dos) y David Villa.

Europa Press 8 de diciembre de 2013

El Atlético de Madrid se ha estrenado de la mejor manera posible en una nueva edición de la Copa del Rey tras vencer al modesto Sant Andreu (0-4), con goles de Raúl García, Villa y Arda Turan, que metió un doblete, en el encuentro de ida de dieciseisavos en el que el conjunto colchonero fue muy superior al cuadro catalán.

Consciente del rival al que se enfrentaba, Diego Pablo 'Cholo' Simeone dio descanso a los más habituales en el once titular y permitió que jugadores como Aranzubia, Manquillo y Oliver acumularan minutos en esta temporada. Además, con esta victoria el vigente campeón de la Copa deja sentenciado, salvo sorpresa, el pase a la siguiente ronda.

A pesar de ser un rival que juega en Segunda B, Simeone supo inculcar a sus jugadores la misma intensidad con la que salen en los partidos de Liga.

Desde el pitido inicial los madrileños se fueron haciendo poco a poco con el encuentro, y en el minuto 12 Raúl García aprovechó un gran centro de Filipe Luis para poner el primer tanto en el luminoso.

No esperó mucho más el equipo colchonero para asestar el golpe definitivo, y ocho minutos después Arda Turan subió el segundo en el marcador gracias a una gran asistencia de Manquillo.

La ventaja asustó al Sant Andreu, que cerró filas para evitar una sangría mayor y dio alas al conjunto rojiblanco, que comandados por un Koke inspirado manejó el partido sin dificultad.

Tras el descanso, lejos de levantar el pie del acelerador, el Atlético siguió con la misma intensidad con la que acabó la primera mitad y rápidamente se fue lanzado a por el tercer gol.

Morales salvó hasta en dos ocasiones el tercer gol visitante, pero finalmente Arda Turan logró ampliar de nuevo la ventaja tras un recorte con el tacón con el que sentó a la defensa catalana.

Con el tercero en el electrónico, el conjunto de Patxi Salinas vivió un momento de inspiración en el que pudo haber recortado distancias, pero un gran Aranzubia, que tuvo muy poco trabajo durante el partido, salvó sin dificultades las acometidas del conjunto barcelonés.

Ya con el partido sentenciado, el Atlético apuntilló al Sant Andreu. La pasividad de la defensa local y el cansancio que hizo mella a partir del minuto 70 provocó que David Villa recortara sin problemas a los centrales y batiera a un Morales que no pudo evitar un nuevo tanto.