Champions League: El Barcelona pierde frente al Ajax (2-1)

El Barcelona ha sufrido la primera derrota de la temporada en Amsterdam, donde el Ajax ha sido superior en todo al conjunto dirigido por Martino. Los culés deberán sellar su pase a octavos de la Liga de Campeones como primeros de grupo en el último partido frente al Celtic.

Europa Press 26 de noviembre de 2013

El FC Barcelona ha perdido en el Amsterdam Arena contra el AFC Ajax (2-1) en la primera derrota de Gerardo 'Tata' Martino como técnico, consecuencia del peor partido, y ha dejado escapar la posibilidad de pasar matemáticamente como primeros de grupos y dejan vivo a un Ajax que se jugará estar en octavos en San Siro.

El conjunto holandés hizo los deberes, todo lo contrario de un Barça a quien le bastaba con un empate para ser primero a falta de una jornada, y que ahora deberá sellar esta condición ante el Celtic en el Camp Nou tras una dura derrota a nivel emocional.

Fueron incapaces de luchar con un Ajax que empleó las armas de antaño del Barça, presión y creación, y con uno menos casi toda la segunda parte.

Se juntó todo, el peor arranque de partido del Barça del 'Tata' Martino con el auge de un Ajax que quiso rendir homenaje a sus predecesores de los '70.

Con Johan Cruyff, Louis van Gaal o Ronald Koeman en la grada, todos ilustres de ambos equipos, fueron los holandeses quienes ganaron el pulso por el balón y el juego ofensivo.

Al Barça le costó demasiado entrar, si es que llegó a hacerlo, a un partido en que el Ajax presionó arriba, muy corto y fuerte en sus marcajes, y todo con la intención de robar, crear y llegar arriba.

Les funcionó a la perfección ante la pasividad, seguramente impotencia e incapacidad de reacción, de los blaugrana.

Con una posesión insultante para el ADN blaugrana, el mismo que empezaron a crear con Cruyff y que parece no tener discusión, por muchos altibajos que haya o pequeñas modificaciones, el Ajax estiró líneas y pronto avisó a Pinto de que no tendría un regreso agradable a la Liga de Campeones.

La juventud, y el descaro que conlleva, sumada a la calidad de los Serero, autor del primer gol, o de los 'vikingos' Fischer y Schöne, el mejor antes de ser destituido, hicieron que el Barça se empequeñeciera.

Pronto, a los 11 minutos, Pinto sacó el primer gol, pero no pudo hacer nada cuando Serero le fusiló aprovechando un gran centro desde la derecha de van Rhijn.

El Ajax no aflojó y llevó al Barça a hacer la peor primera parte en tiempo. Había bajas, de mucha importancia, pero si no puede servir de excusa, entonces no hay explicación a la relajación y a la poca sangre para cambiar las cosas que demostraron en el campo.

De hecho, pese al gol de penalti de Xavi para poner el 2-1, después de que Hoesen ampliara la distancia tras dejar en evidencia a Piqué, que reclamaba sin ir a por el balón, y Puyol, no cambiaron las tornas.

Que los holandeses jugaran 41 minutos con uno menos no se notó, y el Barça tan solo inquietó a Cillessen sin peligro, en jugadas de lejos y sin ideas.

Debutaron en 'Champions' Patric, que entró por el capitán para ocupar el carril diestro, y Adama Traoré, que tuvo el peso de cambiar las cosas al ver que con Pedro, Cesc y Neymar no acababa de abrirse el campo.

La 'flecha' de L'Hospitalet entró por Cesc, intentando repetir la actuación del Granada como revulsivo en la banda. No funcionó demasiado, con poco tiempo por delante.

La única acción de ataque fue una en que Pedro reclamó penalti, sin serlo. El canario no hizo nada de peligro en todo el partido, como un Barça que sigue primero pero deberá empatar contra el Celtic para pasar a octavos como tal.