Champions League: Zenit y Atlético empatan, con un gol de Adrián y un fallo de Courtois

El Atlético de Madrid ha empatado en su visita al Zenit de San Petersburgo en la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Los rojiblancos, ya clasificados como primeros, se adelantaron con un gol de Adrián pero un error de Courtois dio el empate a los rusos.

Europa Press 26 de noviembre de 2013

El Atlético de Madrid obtuvo un punto en su visita al Zenit San Petersburgo (1-1), en la quinta jornada de la fase de grupos de la 'Champions League', gracias a un tanto de Adrián López y a un incomprensible error de Thibaut Cortouis, en un duelo que no tenía nada en juego para los colchoneros.

El equipo rojiblanco, en su versión B por las bajas de Villa, Diego Costa, Arda Turan y Filipe Luis, demostró trabajo y solidaridad, la misma receta que ha llevado al Atleti al mejor momento de su historia reciente.

Hoy, en Rusia, fue el dominador del juego, tuvo la sartén por el mango, pero sólo un error de Cortouis impidió el triunfo de los pupilos de Simeone.

El Atlético no tuvo problemas para sostener las arrancadas de Hulk, el mejor en el Zenit, y el talento de Shirokov, que fue quién más problemas creó en la medular del conjunto español.

El exsevillista Kerzakjov también la tuvo al cuarto de hora, pero nada inquietó la meta de los rojiblancos, bien arropados por una defensa inédita con Alderweireld e Insúa como novedades.

La más clara para el Atlético estuvo en las botas de Koke, que lanzó con violencia al borde del descanso, pero fue insufuciente para sorprender a un serio Lodygin.

El Cebolla Rodríguez, nada más comenzar el segundo acto, volvió a la carga en un claro aviso de los del 'Cholo', conscientes de que atravesaban su mejor momento en el envite.

Así ocurrió, en una contra exquisita, con el ADN atlético, los vigentes campeones de Copa pusieron el 0-1 gracias a un notable gol de Adrián. El asturiano, que aprovechó un pase sobresaliente de Raúl García, batió con el interior al meta ruso y dio un golpe sobre la mesa.

El navarro, asistente en este tanto, fue el protagonista minutos después. Intentó el gol por partida doble, y en ambas ocasiones con tremenda calidad.

En la primera, su vaselina terminó en el larguero, y en la segunda se estrelló con el pecho del cancerbero del Zenit.

Spaletti, que decidió meter a Arshavin, ganó en profundidad, pero no para desarmar el entramado diseñado por Simeone.

Así que el gol de los locales llegó, en el minuto 74, en una acción que todavía se pregunta Courtois.

Un desdeje de Alderweireld con la cabeza, dentro del área, se envenenó en el cielo de San Petersburgo y confundió al meta belga, que rápidamente se echó las manos a la cabeza. Con estas, el Atleti lo siguió intentando, pero se marchó de Rusia con un punto que pudieron ser tres.