Liga BBVA: El Real Madrid golea 0-5 al Almería pese a que Cristiano se retiró lesionado

No tuvo rival el Real Madrid en el Estadio Juegos del Mediterráneo. Ni la salida prematura de Cristiano pudo amortiguar la voracidad del equipo de Ancelotti.  Partido claro para los del italiano que fueron muy superiores durante todo el partido. Ronaldo abrió la lata a los dos minutos y en la segunda mitad tuvo que marcharse lesionado. Tras su marcha, Bale, Benzema, Isco y Morata hicieron los cuatros goles restantes. 

Qué.es 23 de noviembre de 2013

Liga BBVA: El Real Madrid golea 0-5 al Almería pese a que Cristiano se retiró lesionado
Cristiano se retiró tocado a los vestuarios en Almería./Gtres

Nunca tuvo opciones el Almería que se vio superado en todo momento por el Real Madrid. Y es que los blancos apabullaron a los andaluces en un partido en el que estrenaron dibujo para que Ancelotti volviese a su querida pirámide con un único punta y tres medias puntas por detrás de él. Eso sí, mostrando la misma voracidad anotadora de siempre.

El Almería sobrevivió al aluvión inicial de los blancos, e incluso soñó con plantar cara, pero el 0-2, obra de Benzema instantes después de la lesión de Cristiano, desfondó a los locales y dibujó el escenario soñado por los visitantes, que vieron lucirse a todos sus jugadores ofensivos.

Y es que hasta ese momento el encuentro estuvo entretenido con dos equipos abiertos, demasiado largos y jugándose el pellejo porque dejaban muchos espacios. Claro que jugando a eso, el Real Madrid no encuentra nunca rival. El gol de Cristiano, era la tercera ocasión para los blancos en los dos primeros minutos, el que le permitió igualar a Hugo Sánchez con 164 dianas en la lista de máximos goleadores históricos del Real Madrid en la Liga, fue un espejismo.

Tampoco mereció tanto el Madrid en el primer round, porque aunque estaba Xabi Alonso, la pelota no estaba dominada. Y es que sin Modric, el mejor futbolista hasta el momento en el conjunto blanco, nadie paraba y mandaba. Con la baja de Khedira, el técnico italiano se decidió por cambiar el sistema y pasar del 4-3-3 al 4-2-3-1. Y no terminó de funcionar.

Tocaba descontrol y salvase quien pueda. El Almería lanzaba contras peligrosas con un Madrid partido, con la defensa acorralada en su área y Cristiano Ronaldo y Gareth Bale tratando de aprovechar una cabalgada en solitario.

Lo demás es lo de siempre superioridad física y voracidad. Esa fue la película de la segunda parte tras el segundo gol del Madrid. A raíz del tanto de Benzema, símplemente los andaluces dejaron de creer

El siguiente fue obra de Isco, que sigue dejando muestras de genialidad en ataque y de indolencia en defensa, con lo que el preparador italiano no le tiene entre sus predilectos. 

Cerró la cuenta Morata, asistido por un Casemiro que jugó 15 minutos y dio un recital: una asistencia, un tiro al palo y un par de cambios de juego realizados con la suficiencia de los elegidos. Para pensarlo... Toc