Jose Mari Bakero: "Pude ganarme muy bien la vida como pelotari"

Jose Mari Bakero (50), como futbolista, fue uno de los experimentos más sobresalientes de Johan Cruyff. A los dos les salió muy bien. Un centrocampista de fuerza, táctico, cabeceador y llegador que con la mejor Real Sociedad de la historia había ganado dos Ligas y emigró a Barcelona para escribir uno de los capítulos más gloriosos del fútbol moderno junto a Stoichkov, Laudrup, Romario, Guardiola y compañía. Ahora, ya entrenador, lleva dos semanas en España tras su última aventura internacional como técnico en Perú, y recuerda una carrera que podía haber sido la del pelotari de Goizueta.

José J. Alonso/Qué.es 18 de octubre de 2013

Es la hora del café y aquel jugador greñudo que no llegaba a 1,70 metros, de grandes y marcadas zancadas, conduce por Sitges, cerca de su casa, junto a su hijo Jon, que también juega al fútbol. Jose Mari Bakero, en contra de la idea generalizada que dejaron sus carreras en el césped, es un hombre tranquilo, en el conducir y en el vivir. Parece alejado de todo ruido y su apariencia es la de alguien en paz consigo mismo. La conversación, accidentada por los dichosos móviles, fluye sin embargo mientras se comparte un café en la distancia Madrid-Barcelona que debía durar 10 minutos. Y no se queja.  Le pillamos a gusto en casa de un amigo.

Jose Mari Bakero debutó en primera división con la Real Sociedad cuando tenía 17 años. Solo ocho después de que la familia abandonase Goizueta, en Navarra, para establecerse en un barrio humilde de San Sebastián. La primera vez que jugó con los mayores en el viejo estadio de Atocha, los 'txuri urdin' eran, simplemente, los mejores de España. Corría el año 1.980 y a los Satrústegui, Zamora, Mujika, López Ufarte y demás se uniría un tío en edad juvenil que ocho años más tarde abandonaría Guipúzcoa por Barcelona. Entonces los blaugrana empezarían a ser los mejores de España. Y lo serían de Europa poco después. 

- ¿Casualidad?

-// Creo que sí. He sido afortunado. A cada uno le toca vivir un momento. No puedo quejarme de la carrera que tuve, ni cambio estos dos clubes por ninguno, por el Liverpool o el Manchester United. Yo me identifico mucho con dos equipos que, por fortuna, vivieron las mejores épocas de su historia estando yo con ellos. Yo siempre digo que con el trabajo en equipo, sumada a tu propia calidad... pues... pero vamos siempre necesitas al equipo. Mira, es imposible que Messi juegue en estos momentos como juega Messi, si alrededor no tuviera el equipo que tiene y la estructura que se ha montado en torno a él. Eso no quita ningún mérito para Messi, pero realmente... Por mi parte sería ridículo decir que tengo ese historial, ese palmarés... y que entonces soy algo especial. Si soy especial es por el privilegio que he tenido de dar en dos momentos con estos dos clubes en los que estuve. Yo ahí sobreviví porque me gusta el fútbol y por mi trabajo. Y afortunadamente los entrenadores confiaron en mí y me ayudaron... Si te fijas en Maradona o el propio Cryff... sin estar tanto tiempo como yo en el Barcelona, pues ganaron menos títulos. ¿Voy a pensar yo que soy mejor que estos dos? Ja,ja,ja... ¡Imposible! Lo que pasa es que yo coincidí con gente excepcional en un momento excepcional.

- Bakero tuvo su protagonismo en ambos casos. Así lo dice la historia del fútbol, los almanaques, las crónicas... Su palmarés impresiona y es cuarto jugador con más minutos en Primera...

-// Soy navarro y mira, hasta que llegué al Barça solo había jugado con futbolistas vascos. En esto siempre tienes que buscarte la vida y al final siempre lo basas en el esfuerzo y el trabajo que es lo que ha marcado mi carrera profesional, ¿no? Es lo que dicen de la gente del norte. Siempre he dicho que no tenía el tiro de Koeman, o no tenía la habilidad de Laudrup, pero al final buscas tu propio sitio, en cada lugar al que llegas o en la Selección Española. Te vas haciendo un hueco en base al esfuerzo, y por lo tanto esa es un poco la clave de nuestra manera de ser, ¿no?

- Entonces, si la casualidad no hubiera sido tan propicia, ¿Que hubiera sido de Bakero sin el fútbol?

-// Ja,ja,ja... (Para y lo piensa un momento) ¡Hombre, uno no sabe, ¿no? La verdad es que a los nueve años ya estaba en San Sebastián. Y la verdad habría tenido otra vida... Pero, seguramente en mi pueblo... yo jugaba a pelota mano. Sabes que es una tradición allí, la verdad es que es una tradición muy popular y se me daba bastante bien. Incluso un año dejé de jugar al fútbol por jugar a pelota mano. A mi abuelo, especialmente, le gustaba mucho y por lo tanto yo siempre he vivido en un ambiente muy deportivo. Yo creo que si no hubiera jugado al fútbol, no sé hasta qué nivel, pero yo creo que a pelota, tal vez... hubiera podido ganarme la vida más o menos bien... Ja,ja,ja

- En aquella Real Sociedad a la que sube siendo juvenil, ¿Quién era el mariscal? Aquello era un ejército

-// Hombre, yo, cuando llegué estaba Kortabarría que era un poco el líder natural. Estaba Arkonada... Es que en el Mundial de España 82 había ocho o nueve de aquel equipo, de la Real, ¿no? López Ufarte que era más joven que los anteriores, pero que tenía su protagonismo. Estaba Zamora, estaba Periko Alonso, padre de los Alonso. Y Celayeta, Idigoras, Olaizola... A ese momento se llega con un equipo de muchas madurez, con mucho trabajo físico, con mucha disciplina. Y del medio del campo hacia adelante, en momentos puntuales, gente con mucha calidad que marcaban las diferencias.

- Y las malas lenguas dicen que pudo acabar, antes que con Cruyff, con los leones en San Mamés de la mano de Clemente...

- // No bueno, no, no...Yo solo sé. Bueno cada año había un rumor. Sé que un año, en concreto, hubo una oferta formal por mí que prácticamente estaba cerrada, y al final, no sé por qué... Pero creo que al final, de alguna manera, hubo unas presiones un poco mediáticas, de la prensa ¿no? De esos grandes nombres de la prensa, hablamos de periodistas de firma fuerte que no estaban de acuerdo. Y me iban a vender al Athletic. Casi estaba hecho. Ahora parece una cifra ridícula 125 millones, pero claro... La Real estaba en una situación económica difícil. Yo, la verdad, no me enteré de esto hasta que todo se rompió. Parece que se echaron para atrás en Bilbao.

- No es mucho dinero. Bakero jugaría después dos mundiales

-// Sí. Tuve un ciclo muy bueno. Aunque sólo fui a la selección 30 veces porque entre los mundiales de Italia y EE.UU tuve un lesión muy grave y no tuve toda la continuidad. (La temida 'triada'. El jugador se perdió la liga del 89 casi al completo debido a una grave lesión que se produjo en el partido de vuelta de la primera eliminatoria de la Copa de Europa, ante el CSKA de Moscú. Rotura de ligamento lateral interno de la rodilla izquierda, rotura de menisco y ligamentos cruzados). También fui a la Eurocopa del 88 en Alemania y jugué los tres partidos allí, ¿no? Fue un buen recorrido, por lo tanto. Tuve grandes eventos. Lo de Italia, la verdad, fue un Mundial muy triste por parte de la Selección, con muchos problemas, críticas, en fin... Prácticamente no jugué. Solo un partido. Creo que fue el de Corea. Y en EE.UU... ahí sí. Jugué todos los partidos de inicio, ¿no? Era el momento de un jovencito Julen Guerrero, que salió ahí, más o menos en mi posición... Pero fue un Mundial muy bonito. La verdad es que tengo un grandísimo recuerdo del Mundial de EE.UU. Tanto a nivel de vivencia como a nivel de campo.

(No es sólo Bakero. Casi todos los mundialistas de ese equipo han reflejado siempre el buen ambiente que se vivió en aquel torneo, a pesar de las polémicas constantes que se vivían entre el seleccionador de entonces, Javier Clemente, y la prensa)

- Lo dicen muchos de sus compañeros...

-// Es que yo creo que fue el primer paso donde realmente la Selección Española empieza a transmitir que estaba mejorando y que realmente podía pasar de cuartos de final que fue siempre la maldición. Pero aquella vez sí que fue mala suerte realmente. Y luego llegaría Corea con Camacho, donde ya la selección era un rival muy a tener encuentra por todos. Es el punto de despegue, del lanzamiento real del equipo...

Aquel era un 'equipazo'

-// Ahora es más fácil decirlo... pero es así. Hubiésemos estado ahí. Quedaban partidos asequibles hasta la final. Como te decía jugamos muy bien contra Alemania, y jugamos fenomenalmente con Bolivia, que ganamos bien. Contra Suiza 3-0. Pero ese partido contra Italia... Ese equipo era un poco como el de la Real en la que estuve, un fútbol de fuerza, con mucho orden. Como el propio Athletic de Clemente de años antes. Defensa buena, rigidez y adelante, bueno, ellos tuvieron a Argote, Sarabia y Salinas... Independientemente de los periódicos, de la prensa de Madrid, se cambió su influencia y había un gran ambiente y muy sano. Cuando han pasado los años, detrás, todos los seleccionadores, como Luis Aragonés, como Del Bosque han sabido atender a la importancia de crear un grupo, un equipo. De tener buen ambiente dentro de las convocatorias, ¿no? Que los jugadores se sientan bien, cómodos y con armonía. Eso lo consiguió Javier Clemente. Es verdad que con su personalidad y con una cara hacia fuera y otra distinta dentro... pero estuvimos unidos.

- Su carrera es un pastel para un mitómano... En esas llegó Johan Cruyff...

- //Aquella fue una grandisima época, ¿no? Es verdad que algunas cosas se conocen poco, que con Johan, todo era o blanco o negro. Eso sí, era un excelente entrenador, y de hecho, veía un fútbol diferente al resto, las situaciones diferentes, y hacia que los jugadores nos sintiéramos diferentes, siempre y cuando creyeras en él, ¿no? Porque una de las máximas que tuvo siempre era que el jugador tenía que acoplarse a lo que él decía, hacer lo que él veía que había que hacer... Si no era estricto y radical, ¿no? Pero si el futbolista era capaz de asimilar su fútbol, de ver las cosas como él las veía, realmente, pues... podía ser mágico.

- ¡Hombre! Guardiola ya ha avisado en el Bayern de Munich que quien no vea las cosas como él se irá muchos partidos a la grada...

-// Ja, ja, ja... Bueno, ...Bueno... Yo creo que la época de Johan era muy distinta a la de ahora, ¿no? Con Johan las cosas eran más blanco o negro. Ahora, Guardiola y todos practicamos una comunicación diferente, una manera de trabajar diferente. Cruyff era todo experiencia e intuición. Ahora bien, Guardiola ha marcado una enorme, grandiosa época en el Barcelona, pero diferente...

- La intuición de poner a Salinas de extremo en Valladolid, ¿por ejemplo?

-// Bueno, las cosas, la mayoría de cosas le salían, ¿no? Se trata de hacer, de decidir. También yo he jugado con él de... Cuando se habla de Messi o de Cesc jugando de falsos nueves... Yo he jugado muchísimos partidos con Cruyff en esa posición, en aquella época. Sobre todo en casa, ¿no? Por la misma razón: los equipos se echaban muy atrás y él prefería poner un centrocampista más, por ejemplo, y yo jugaba de 9, sin Romario, si estaba o no estaba... y Laudrup por la derecha, Stoitchkov por la izquierda, por ejemplo y yo ahí, y Beguiristain entrando de atrás, también. Por lo tanto, yo creo.... uno va viviendo cosas, cosas que ahora ya no parecen tan raras, ¿no? Es que él veía las cosas diferentes. Por ejemplo, ponía a Ferrer a marcar a Penev. ¡Hala!, pensaban. Pero lo importante es que Ferrer creyera esto. Cruyff decía: "Mira, le pasarán arriba y cuando intenté controlar, es cuando te pegas a él y se la quitas. Que no controle es lo importante".Y Ferrer se lo creía a pies juntillas. Todos los hacíamos... Él sabía que había otra parte en las situaciones que se daban en el campo. Y tenía en cuanta esas cosas.

(No me digan que no tienen la impresión, leyendo las cosas que cuenta Jose Mari Bakero, de que hablamos de 'ÉL' -Johan Cruyff- como un Mesías en posesión de la revelación futbolística completa.) 

- ¿Y Romario tenía esa misma impresión suya? El brasileño era un ave nocturna... Díscolo decían

-// No, pero yo creo que... Mira, Romario todo el mundo decía, y tal... y sin embargo nunca bebió alcohol. Ni una gota. De hecho yo compartí habitación con él durante el tiempo que estuvo aquí. Y lo he conocido bastante bien. Y entonces, es verdad que le gustaba salir por la noche, pero tenía la ventaja de que no bebía, y esa es una gran ventaja...

- Pero siempre se dijo que la gente  ahí fumaba, que bebía

-//Vamos a ver. Siempre hay tiempo para todo. Fumar lo que es fumar, el concepto de fumar, no he fumado... Empece a fumar cuando dejé el fútbol. Es verdad que de vez en cuando, algunos cigarrillos durante alguna semana más relajada, en vacaciones, tal vez podías fumar algo. Pero es que yo creo que se dramatizan demasiado las cosas. Lo digo por lo del jugador del Arsenal (Bakero se refiere a Jack Wilshere, medio del club inglés que fue pillado fumando y tuvo que pedir disculpas a los 'supporters' del club en las redes sociales). Es que un hombre en plenitud, con 24 o 25 años, que entrena fuerte todos los días, no le perjudican un par de cigarrillos de vez en cuando. Tu rendimiento se mantiene y tu profesionalidad también. Y en cuanto a la bebida, todo el mundo pasa por diferentes etapas en la vida... (Hace una marcada pausa) Mira he leído a Deco que decía que los jugadores han salido y siguen saliendo, ¿no? Pero no pensemos en los jugadores. Pensemos no solo en los futbolistas, también en los abogados de éxito a partir de los 35 0 36 años con poder adquisitivo, ese tipo de profesionales... Es que yo siempre digo que los del fútbol vivimos una vida al revés, muy jóvenes podemos ir a cenar a restaurantes buenos, ir a buenas discotecas... El problema del fútbol es que te retiras cuando todo el mundo está empezando a ganar dinero.

- Parece que queremos alimentar todas las leyendas, usted y yo...

-// Cada uno tiene su propio espacio y tiene su propia personalidad. Lo que no puedes hacer es intentar imitar a otro. Esto es un grave error. Yo a veces me he dicho 'tienes que cambiar de actitud, tienes que gritar más', no sé, al cuarto árbitro. Pero es que soy una persona tranquila... Hay entrenadores con personalidad más acusada, que hablan más, más mediáticos. Referentes de entrenadores más vehementes, como Mourinho. Pero la cuestión es encontrarte contigo mismo, con tu manera de actuar y de ser. Mira, un entrenador está en medio de todas las situaciones , y bueno, hay veces que la personalidad de cada uno, salen atacando al rival en las ruedas de prensa. Ese camino no va conmigo. Si tienes que defenderte o decir algo, pues lo tienes que decir, pero hay muchas maneras de decirlo.

- Hablemos de la época Martino, entonces, ¿A quién se parecía usted de este Barça?

-// Bueno, yo creo que el jugador que más se puede parecer a lo que yo hacía antes en el Barça es eh... eh... por la movilidad y por donde juega , por donde se mueve, pude ser un poco Cesc, ¿no? Pero existen grandes diferencias. Él es más jugador de movimientos, más dinámico, más combinativo y participativo porque tiene más calidad. Yo era más fuerza, más físico y más centrocampista. Cesc es más ofensivo.

- ¿Qué pasa con el entrenador argentino y el 'Tiki-Taka'?

-// Lo primero, es que el Barça lleva muchísimo tiempo jugando de una manera y tiene jugadores para seguir jugando así, ¿no? Es que sobre todo, el último año ves que los rivales también te juegan diferente. Tienen menos miedo. Te presionan más arriba y te dejan con menos espacios. Los entrenadores ya se lo plantean de otra manera, dicen 'si me encierro me meterán tres, pues salgamos a presionar más arriba y a arrancar en velocidad. A ver si tenemos tres oportunidades'. Ese cambio de mentalidad en la Liga española provoca que con Martino, por ejemplo, el partido del Rayo Vallecano, haya servido para muchas criticas. Yo creo que Martino quiere apuntalar algunos conceptos propios. Y es que, el llamado 'Tiki-Taka' no está para nada reñido con algún pase en largo. El argentino es una persona muy inteligente y que ha estudiado muy a fondo el juego del Barcelona de los últimos años.

(Bakero hace una larga pausa, se lo piensa)

Mira, esto es como el golf, o el tenis, ¿no? Cuando cambias un golpe o el 'putt'. A veces, pues... estropeas tu juego, por un tiempo. Y luego, de repente, empiezas a mejorar. Es verdad que ha habido partidos que se ha abusado del balón en largo, pero yo creo que al final, el Barça encontrará el equilibrio en todo esto.

- Y en Brasil. ¿Cómo le irá a la Selección? ¿No hay demasiada euforia?

-// Puede. No sé. Miedo al fracaso hubo siempre. Durante los propios torneos la palabra fracaso salía siempre después del segundo o tercer partido. Pero es que cuando una selección como la española, que está en su máximo nivel histórico como el pasa al Barça con sus títulos y tal, el nivel de exigencia del grupo y de los aficionados está por la nubes.... Yo creo que el reto del Mundial de Brasil va a ser muy, muy complicado. Yo he pasado un año en Sudamérica  y he visto lo que están haciendo allí. Pude ver a la selección ecuatoriana, asistí a algunos partidos de las eliminatorias y las selecciones de allí se encuentran muy, muy fuertes y el cambio de continente de condiciones siempre es muy duro.

España es la favorita y tiene calidad y jugadores para afrontarlo, pero tendrá que trabajar muchísimo. Ya lo vimos en la Copa Confederaciones con Brasil, a un partido.... como te digo, Brasil, Argentina, Ecuador y su velocidad, rapidez... No tengo ninguna duda que todo el mundo va a competir de tú a tú con España y con cualquier selección.

Jose Mari Bakero llegó hace dos semanas de Perú. Allí ha estado dirigiendo al Juan Áurich. Ahora es tiempo de recuperar los contactos, las aficiones compartidas... Su vida. Y es que el camino le llevó antes al Warsawa y al Lech Poznan polacos. Allí llevó a toda la familia. Persiguiendo el fútbol... Y no quiere que se le escape.