La lesión de Bale agrava la crisis del Real Madrid

Gareth Bale se queda fuera de la convocatoria del partido ante el Copenhague tras sufrir una sobrecarga en el muslo izquierdo que ya le apartó del último entrenamiento en Valdebebas. De este modo, el extremo galés, que hace 10 días sufrió un problema similar durante el calentamiento previo al partido ante el Getafe, se perderá el estreno de Champions del Real Madrid en el Bernabéu.

Jose Fernández 2 de octubre de 2013

15 millones de euros al año, 1,2 millones al mes, 300.000 euros a la semana y... más de 2.000 euros al día. Estas desorbitadas cifras vienen del fútbol- un deporte que genera lo que se desembolsa en él- y concretamente de uno de los fichajes del verano, el galés Gareth Bale. Ese es el salario que el ex jugador del Tottenham va a percibir durante su primera temporada de blanco.

Un gran rendimiento, de momento, para su bolsillo y fuera del campo para las arcas madridistas -nadie duda de la venta de camisetas del jugador- que no es proporcional a lo que ocurre en el terreno de juego. Y en ello influye principalmente un factor: las lesiones. El galés llegó 'tocado' al Real Madrid y apenas ha podido jugar en el club blanco tres partidos en total (en lo que va de noticia, Bale ya se ha embolsado otros 34 euros más).

Villarreal, Galatasaray y Atlético de Madrid. O lo que es lo mismo, 112 minutos en un mes. Es reprochable que el segundo fichaje más caro de la historia del club blanco apenas haya jugado más de un partido en 30 días de competición. Pero el problema no se queda ahí: va para largo.

Bale se ha quedado fuera de la convocatoria para el partido de esta noche por una nueva contractura muscular en el muslo izquierdo, según ha informado el Real Madrid en un parte médico. Esta vez desde el club de Chamartín van a andar con 'pies de plomo'. No quieren nuevas recaídas y por ello- quizás debería haberse hecho antes- someterán al galés a un plan específico de entrenamientos.

No es la primera vez que al Real Madrid le ocurre algo similar. Ya el año pasado con otro jugador procedente del Tottenham, el croata Luka Modric, la afición tuvo que esperar para ver el mejor nivel del mediocentro. Eso esperan en el Madrid, ver el mejor nivel de Gareth Bale... o simplemente verle de titular en Bernabéu, algo que aún no ha hecho y para lo que tendrán que esperar.