La FIFA y Blatter se plantean que el Mundial 2022 de Qatar se celbre durante el invierno

Joseph Blatter, el sempiterno presidente de la FIFA, reconoce ahora que pudieron equivocarse ne la elecció de Qatar como organizador del Mundial de 2020. La razón es muy sencilla: Demasiado calor para la práctica del fútbol

Qué.es 10 de septiembre de 2013

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha asegurado que dar a Qatar la organización del Mundial 2022 "no fue algo responsable" debido a las elevadas temperaturas que se registran en el país asiático, sobre todo en junio y julio, las fechas en las que se ha programado el torneo.

"Después de muchas deliberaciones y una revisión crítica del tema, llegué a la conclusión de que jugar el Mundial con ese calor no fue algo responsable, aunque sé que tienen la tecnología para refrigerar los estadios. Por ello, sugiero que el Comité Ejecutivo de la FIFA debería revisar las fechas y las consecuencias que tendría jugar en invierno", aseguró Blatter en una entrevista a la web 'Inside World Football'.

En diciembre de 2010, la FIFA eligió a Qatar para albergar la Copa del Mundo. La candidatura del pequeño emirato se impuso en la final a Estados Unidos. Los otros finalistas eliminados con anterioridad fueron Australia, Corea del Sur y Japón. "Puede que fuera un error", añadió Blatter, que el pasado mayo calificó la elección como algo "no racional".

LAS LIGAS AFECTADAS

Según Blatter, ya hay contactos con ciertas ligas para intentar solventar los problemas de calendarios. "Los próximos pasos incluirán una revisión profunda en el calendario internacional y establecer las consecuencias que el cambio pueda acarrear. Naturalmente, tendríamos que hablarlo y consultarlo con todas las partes interesadas. Donde hay voluntad hay un camino, sé que lo podemos hacer y las primeras reuniones exploratorias ya las hemos tenido con las ligas más afectadas mostrando soluciones", afirmó.

"Por otro lado se deben considerar la realidad geo-política. La Copa del Mundo es el mayor evento global, si no el único". ¿Quiénes somos para exigir que este torneo atienda únicamente las necesidades de 800 millones de europeos?", se preguntó Blatter, miembro también del COI y presente en la Asamblea General que se celebra estos días en Buenos Aires. "Es hora de que Europa empiece a comprender que ya no domina el mundo y que algunas potencias de allí no pueden imponer su voluntad a otros países más lejanos", añadió.

"Debemos aceptar que el fútbol ya no es un deporte exclusivamente de Europa y Sudamérica, sino que se ha convertido en un fenómeno mundial, donde miles de millones de personas siguen los partidos cada semana en todos los rincones del planeta", añadió el mandatario suizo.