Supercopa Atlético de Madrid - Barcelona: Neymar rescató al Barça de un Atlético depredador

El Atlético de Madrid confirma que ha vuelto entre los grandes. O eso parece a pesar de las diferencias abismales de presupuesto. El batallón del 'Cholo' Simeone llenó de dudas al todopoderoso Barcelona durante una primera parte para enmarcar tras la que se fue ganando 1-0 con un monumento táctico al binomio presión-contraataque. En la segunda todo se matizó tras la aparición del delantero brasileño Neymar. El chico marcó su primer gol oficial para el Barcelona y rescató un empate (1-1)

Qué.es/Reuters 22 de agosto de 2013

Se puede decir que el ejercio futbolístico del Atlético de Madrid, memorable, no tuvo premio tras el empate. El tiempo lo dirá y colocará a cada uno en su sitio, pero el planteamiento táctico de su técnico, Diego Pablo Simeone, fue tan electrizante como su plasmación en el campo por parte de una plantilla convertida en un grupo de pretorianos al servicio de un fin cada vez más cercano: Competir con los mejores en las citas de alcurnia. En ese contexto resaltar un nombre es difícil. Mario Suárez, convirtió el centro del campo en un campo de minas para Iniesta y Xavi, todo con la ayuda de Gabi. Filipe Luis es ahora mucho más que aquel lateral largo y ofensivo de Riazor. Y Diego Costa... Su irrupción le coloca a un nivel estratosférico. Y tras perder un Falcao, los rojiblancos ganan un Villa.

El guaje puso en ventaja al conjunto local a los 12 minutos al definir con una volea una gran jugada colectiva ante su exequipo. El Barça, actual campeón de Liga, tuvo problemas en el primer tiempo para crear ocasiones de gol ante un muy ordenado Atlético, vencedor en la pasada Copa del Rey, y sufrió por el bajo nivel de Lionel Messi.

Y es que Leo se encontró siempre fuera de sitio enjaulado por tres futbolistas rojiblancos. Inoperante, desesperado, el rosarino no pudo tirar del carro en una primera parte en la que los únicos que tiraron del carro fueron Alves y Alexis Sánchez, primero obtuso, luego más afinado. Tan emborronado fue su fútbol que fue una pérdida de balón de Leo propició el golazo atlético.

El atacante argentino fue sustituido en el descanso por Cesc Fábregas tras sufrir "molestias en la parte posterior del muslo izquierdo provocadas por una contusión", según informó el club azulgrana en su página web. "Independientemente de si es o no es una final, cuando hay una lesión o unas molestias que impiden que un jugador se desarrolle con total naturalidad dentro del terreno de juego, no hay ninguna razón para mantenerlo en el césped", dijo el técnico del Barcelona Gerardo Martino tras el partido.

En la segunda mitad, el Barça dio un paso adelante. Cesc Fábregas encontró los espacios, con mayor movilidad que Messi. Fue la aparición del de Arenys lo que propició el cambio de rumbo en el partido.

Poco después, Neymar entró en el campo sustituyendo a Pedro. El brasileño de 21 años igualó de cabeza a los 66 minutos tras conectar un preciso centro de su compatriota Daniel Alves. "Ha sido un partido difícil. Espero que la vuelta se resuelva a favor del Barça", dijo Neymar tras el partido. "Espero seguir aportando goles y que el de esta noche sea el primero de muchos".

La vuelta se jugará el próximo miércoles en el estadio Nou Camp. Y veremos si todo lo visto fue un espejismo.