El argentino Cavenaghi volvió al equipo con dos asistencias y un gol de tacón

El delantero argentino del Villarreal Fernando Cavenaghi recuperó la titularidad tras ocho jornadas sin jugar y colaboró en la victoria de su equipo con dos asistencias de gol y un tanto marcado de tacón en el último minuto del partido.

Vila-real (Castellón), EFE 10 de diciembre de 2012

"Estoy muy contento por mi vuelta al equipo. Me sentí muy bien y tuve una buena tarde", dijo Cavenaghi, cuyo equipo ganó el domingo por 4-0 ante el Alcorcón en el campo de El Madrigal.

Tras el partido que el Villarreal jugó contra el Huesca hace dos meses, Cavenaghi quedó fuera de las alineaciones por decisión técnica y sólo ha tenido apariciones esporádicas en los minutos finales de algún partido.

"Hacía dos meses que no jugaba. Vine aquí a jugar y a ayudar y no poder hacerlo me hacía sentir mal. A partir de ahora espero seguir jugando y que las cosas que me vayan mejor", indicó.

Cavenaghi señaló que se sintió muy cómodo en este encuentro y recordó que nunca había vivido una situación similar. Fue por eso por lo que celebró más que nunca tanto los pases de gol como el gol. "Esas jugadas me hacían sentirme importante. Las necesitaba", indicó.

Preguntado sobre si la suplencia le había hecho plantearse la posibilidad de dejar el Villarreal en enero, indicó que no lo tenía previsto. "Tenía planeado seguir aquí. Vine con el objetivo de jugar y marcar goles y estoy convencido de que va a ser así", indicó.

"Para ello he sacado fuerzas con la ayuda de mi mujer, de los míos y con la experiencia que he tenido en otros equipos. Sé que nunca debo bajar los brazos. La oportunidad siempre llega y debes saber aprovecharla", agregó el atacante argentino.

Sobre la trayectoria del Villarreal, indicó que la Segunda División española es una categoría muy complicada y destacó que la victoria ante el Alcorcón puede convertirse en un momento clave para la mejoría del equipo.

"Estamos jugando contra rivales directos y el equipo sabe que debe y puede reaccionar", dijo Cavenaghi, cuyo equipo cerrará el año con dos encuentros consecutivos como visitante, ya que este fin de semana juega en Girona y la siguiente en Xerez.