La Selección Española se concentra en Innsbruck, ciudad de grandes recuerdos

La Selección Española vuelve al lugar del 'delito'. Hace dos años el combinado nacional levantaba la Eurocopa de Naciones en las mismas tierras a las que regresa ahora para proseguir su preparación mundialista. Quién sabe si Austria le volverá a dar suerte a España...

EFE 28 de mayo de 2010

La selección española de fútbol ha trasladado la concentración de La Ciudad del Fútbol de Las Rozas a Innsbruck, donde disputará sus dos primeros amistosos, en una ciudad que trae grandes recuerdos a gran parte del actual grupo de internacionales que conquistaron la Eurocopa 2008.

Madrugaron los futbolistas de la selección española, que a las 8:00 de la mañana desayunaban en el hotel en Barajas donde durmieron, cercano al aeropuerto, para dirigirse a la Terminal 4 donde partieron rumbo a Austria a las 9:45 horas. Tras dos horas y media de un vuelo plácido que la mayoría aprovechó para dormir, aterrizaron en Innsbruck, con menos sol que en España pero una buena temperatura de 18 grados.

Los recuerdos se agolparon en la cabeza de los jugadores que conquistaron la Eurocopa, al llegar a una ciudad donde comenzó el camino hacia la final y que se encuentra a tan solo 20 kilómetros de Neustift, el que fue cuartel general de 'La Roja'.

Se ha instalado la selección en el Tirol, donde seguirá con la preparación del Mundial de Sudáfrica y disputará sus dos primeros encuentros amistosos ante Arabia Saudí y Corea del Sur. La acogida en Innsbruck tuvo el color que pusieron una decena de estudiantes de Erasmus españoles, que recibieron a sus ídolos con banderas de España y cánticos a los jugadores.

Comenzará a trabajar esta tarde, con un entrenamiento vespertino a las 19:00 horas, en el que el seleccionador Vicente Del Bosque podrá contar con los 23 jugadores que ha seleccionado para el Mundial, tras la inclusión en el grupo de Fernando Torres.

Servirá el entrenamiento al seleccionador para decidir el primer equipo titular que alineará este sábado ante Arabia Saudí, en el que tan solo Torres está descartado. Cesc Fábregas puede volver a disputar minutos dos meses después de fracturarse el peroné.