El presidente de Ferrari no mostró optimismo precisamente sobre el estado de salud de Michael Schumacher./Archivo