Semifinal Liga Endesa: Un estoico Valencia fuerza el cuarto partido (70-74) frente al Barça

Se resiste el Valencia a un pronto final de esta serie de semifinales y ganó el primer partido de la serie de semifinales en su cancha de la Fonteta. Los de Perasovic plantearon una buena defensa y soluciones para dar fluidez a su ataque frente al 'castillo' blaugrana. Así será en el Palau Blaugrana este próximo jueves, cuando se vea de nuevo las caras. Doellman y compañía mostraron tener orgullo y cabeza, a pesar de la baja de Sato, para remontar un +14 del Barça antes del descanso

Qué.es 11 de junio de 2014

Los blaugranas no han podido sellar por la vía rápida su pase a la final, y eso que al descanso vencían de 10 puntos. El Valencia, que pese a la baja de Sato, los problemas finales de Ribas o el quedarse sin Triguero por personales nunca se rindió, tiene el premio de poder jugarse el jueves el derecho a devolver la serie a su inicio, a Valencia.

En un final de infarto, el Barça se dejó remontar un 66-61 que había despejado las dudas del 59-59. No obstante, los últimos minutos deparaban sorpresas, y muchas. El Barça perdió su acierto, el Valencia vio la luz con un Doellman estelar -19 puntos y 31 de valoración- y, una vez se pusieron por encima en el marcador -66-67, y no lo hacían desde el 9-10-, ya no permitieron al Barça reaccionar.

Un tú a tú más fuerte del Valencia Basket lleva la serie al cuarto partido y alarga la emoción de una serie que, en el segundo asalto (59-60), ya demostró lo igualada que está. Y es que el Barça, al descanso, tenía la mitad del trabajo hecha. Estaba a únicamente veinte minutos de meterse en la final, de ser el primer finalista de estos 'play-off' de la Liga Endesa, y con una ventaja de 10 puntos cimentada en una buena defensa, el acierto puntual ofensivo pero, sobre todo, en la perseverancia en ambos lados de la pista. Pero perdió este rumbo y se perdió en su casa.

Destacaba Brad Oleson en el FC Barcelona, pues era el reflejo de esta actitud. Colaborando en defensa y anotando en ataque, el de Alaska fue la punta de lanza del Barça. Por contra, en el Valencia, tan solo escapaban a la férrea defensa local el versátil Justin Doellman, una vez más el mejor 'taronja', y su compañero en la pintura Lishchuk, pero poco a poco apareció Ribas, y Lucic, y se apagó el brillo blaugrana.

La máxima diferencia fue de +14, para el Barça, en un momento en que todo salía rodado y que contabilizó las mejores acciones del partido, por lo menos las más espectaculares, firmadas por Dorsey. El pívot, reñido con los tiros libres y ovacionado en cuanto cortó su mala racha, machacó un 'alley-oop' de Huertas de espaldas y batalló como siempre bajo el aro para matar la bola hasta en dos ocasiones.

Una mejora colectiva en Valencia, pero con Doellman siempre haciendo de 'MVP' que es, redujo la diferencia al empezar el último cuarto, con un 59-53 blaugrana pero con todo abierto. Fueron momentos de tensión, en que el equipo 'taronja' se puso a 4 puntos con un parcial de 4-13, pero el Barça se recuperó de este bajón tras el descanso a tiempo, aunque no de forma definitiva.

Sobre todo, fue Dorsey quien con sus mates siguió dando aire al equipo de Xavi Pascual, y golpeando como un martillo pilón el aro valencianista. Fue el mejor de los catalanes, pero no obstante, no golpeó la moral valencianista, pues con Lishchuk y Lucic sumándose al barco capitaneado por Doellman, los de Perasovic lograron igualar la contienda (59-59) a falta de poco menos de nueve minutos para el final.

No vendieron barata su piel los valencianos, hasta el punto de quitarla del mercado, sabiendo que su única opción de poder llevar de nuevo la serie a 'La Fonteta' era ganar esta noche y repetir machada el jueves. En una acción fortuita, Pau Ribas se hizo daño y no pudo seguir ayudando por unos momentos a los suyos, siendo como era de los mejores de los exteriores de Perasovic. Sin Sato, baja de última antes del partido, se quedaron cortos de rotación, aunque Lucic asumió poderes ofensivos merecidos.

Navarro, que igualó a Rafa Jofresa como jugador con más partidos disputados en un 'play-off', volvió a actuar de revulsivo, dando relevo a Oleson. El capitán jugó 9 minutos en la primera parte, pero siendo decisivo para que su equipo se despegara en el electrónico. Al final del partido, perdió fuelle y peso para acabar con esos mismos registros de 4 puntos y un -1 de valoración, no jugando los instantes finales por su falta de acierto anterior.