Play off Liga Endesa: Unicaja, a semifinales tras vencer al Gran Canaria

Unicaja se convirtió este martes en el cuarto semifinalista de la Liga Endesa después de doblegar en el tercer y definitivo partido de su serie de 'play-off' al Gran Canaria (79-60) en el partido que se disputó en el pabellón Martín Carpena de Málaga y que tuvo a Caner-Medley, con 14 puntos y siete rebotes, como jugador más destacado.

Europa Press/Que.es 4 de junio de 2014

El encuentro arrancó con ambos equipos muy metidos defensivamente en el partido, lo que hizo que en los primeros minutos a ambos les costara encontrar el camino del aro. Un partido que para el anecdotario de la Liga Endesa quedará en el recuerdo porque empezó con retraso, debido a que Sergi Vidal provocó un problema en un aro mientras calentaba.

Fue en el segundo cuarto cuando se abrió definitivamente el choque. El primero en pegar fue Unicaja, que gracias a la irrupción en el partido de Calloway, consiguió una primera ventaja importante (26-17, min.14) después de endosar a los insulares un parcial de 11-2. Gran Canaria no se quiso quedar atrás y de mano de Tomás Bellas consiguió que los locales no aumentaran sus ventajas.

El base madrileño consiguió 10 de los últimos 12 puntos de su equipo antes del descanso, en una nueva exhibición de recursos anotadores y de dirección de juego. Acabó el choque con 15 puntos, tres rebotes y dos asistencias, poniendo punto y final a un 'play-off' en el que ha demostrado que le sobra calidad para jugar en cualquier equipo de la liga.

Pero Bellas estuvo demasiado solo en la aportación (sólo Nacho Martín supero los diez puntos y lo hizo cuando había menos en juego) y en la segunda parte Unicaja fue abriendo las distancias conforme pasó el tiempo. Tras ponerse diez arriba por primera vez (48-38, min.25), en un parcial que se consolidó gracias a sendos mates espectaculares de Nik Caner-Medley, el mejor del partido, y de Fran Vázquez, Unicaja ya no miró hacia atrás nunca más.

A partir de ahí, el equipo de Joan Plaza solo tuvo que seguir apretando en defensa y esperar a que su rival se agotase. Cuando eso ocurrió, Unicaja empezó a aumentar las diferencias de manera exponencial. Unas rentas que llegaron incluso a superar los 20 puntos (79-55, min.39), en unos momentos en los que Urtasun (15 puntos, 18 de valoración) tuvo sus mejores minutos en el partido.

Al final, el Gran Canaria maquilló ligeramente el marcador pero Unicaja consiguió un triunfo contundente y los andaluces se enfrentarán al Madrid en las semifinales de la Liga Endesa. Una ronda a la que no llegaban los cajistas desde el año 2010 y en la que buscarán dar la campanada ante el favorito al título para colarse en la final de la competición.