Westbrook, Rose, Rondo... y ahora Chris Paul: la maldición All Star de los bases que beneficia a Ricky

La plaga de lesiones que está afectando a la NBA, y en especial a la posición de 'playmaker', podría 'abrir las puertas' del All Star al base español Ricky Rubio, que tendrá lugar este año en Nueva Orleans. Ya no por las votaciones sino por la elección de los entrenadores sería donde el ex de la Penya y del Barça tendría un hueco en el Partido de las Estrellas.

Qué.es 7 de enero de 2014

La NBA pasa por una plaga de lesiones, que por desgracia está afectando a los grandes jugadores. La más sonada ha sido la de Kobe Bryant- que tras regresar tras su grave lesión ha señalado que preferido que sean votados los jóvenes en el All Star- que es un icono mundial de la mejor liga del mundo del baloncesto.

No es la única más sonada. También destacan las de Derrick Rose- que también ha sufrido una recaída en sus rodillas-, Rajon Rondo, Rusell Westbrook y ahora, el base de Clippers, Chris Paul. 'CP3'ha sufrido una lesión en el hombro derecho que le mantendrá de baja entre tres y semanas. Parece que Doc Rivers, su entrenador, le ha aconsejado que no fuerce en el Partido de las Estrellas y que se recupere de forma específica para centrarse con el equipo angelino. 

Esas bajas de Kobe, Westbrook y Paul podrían abrir una puerta al español Ricky Rubio. Todo parece indicar a que jugadores como Damian Lillard- que está haciendo una espectacular temporada en Portland-, Stephen Curry, Jeremy Lin y James Harden están por delante del base de los Wolves de cara a poder participar en el All Star de Nueva Orleans por parte de la Conferencia Oeste. 

En este caso, hablamos de número de votos y es ahí donde Ricky tiene menos opciones. Alguna más podría tener el de El Masnou en la selección que realizan los entrenadores NBA. Hay que tener en cuenta que el perfil de Ricky Rubio encaja a la perfección con este tipo de partidos que conjugan el baloncesto con el espectáculo. 

'Tricky'-mago, como le conocen muchos en Estados Unidos- deberá mejorar mucho, sobre todo, en tiros de campo, donde tiene un pobre porcentaje de un 30% en esa faceta. En asistencias y robos, Ricky Rubio está en el top-10 NBA pero parece que no es suficiente para ser un jugador a tener en cuenta por los aficionados. 

Opciones tiene, pocas, pero las hay. Ricky aún tiene un mes para ganarse la confianza de técnicos y aficionados. El 2/8 de ayer ante los 76ers no es el buen camino, desde luego.