Euroliga: Un Real Madrid increíble somete sin piedad al Zalguiris

Nadie puede con el Real Madrid... de momento. Los blancos volvieron a firmar otra victoria por aplastamiento del rival, 95-67, esta vez ante un Zalgiris voluntarioso que no pudo hacer nada para evitar la paliza pese a que el equipo de Pablo Laso se relajó completamente en el último cuarto.

Qué.es 23 de noviembre de 2013

El Zalgiris cambió el guión de inicio de partido al que está acostumbrándose el Real Madrid y a los dos minutos y medio ganaba el parcial por 2-5. Este detalle nimio despertó a la bestia y en el mismo espacio de tiempo, los jugadores de Pablo Laso descerrajaron un parcial demoledor a los lituanos, 12-0, para un 14-5 (min.5).

El Real Madrid, instalado en la excelencia desde principios de temporada, comenzó a ver cómo sus ventajas crecieron sin hacer nada especial, con Mirotic y Darden destacados en la anotación, 8 puntos para cada uno.

Saulius Strombergas, nuevo entrenador del Zalgiris, le ha dado un pequeño cambio al equipo de Kaunas, pero no tanto como para poder asaltar el feudo del líder invicto del grupo B de la Euroliga.

En el segundo cuarto, el equipo lituano intentó atrincherarse en defensa y con Sarunas Jasikevicius en pista aprovechar su vasta experiencia. También salió Sergio 'Chacho' Rodríguez y en apenas tres minutos desdibujó a un Jasikevicius que se resiste a dejar las pistas y que ya no es el grandísimo jugador que fue.

La ausencia del capitán Felipe Reyes, más preventiva que otra cosa por una sobrecarga en el cuello, no se notó en absoluto y Laso también aprovechó para dar más minutos en la rotación al siempre voluntarioso Salah Mejri.

Con Rudy Fernández muy inspirado en ataque (14 puntos en los dos primeros cuartos) y trabajador en defensa y con el equipo blanco manteniendo el tono, la victoria se antojó un nuevo paseo militar para los madridistas.

De hecho en el tercer cuarto el Madrid se dedicó a gustar y gustarse, aunque siempre intentando mantener el nivel defensivo ante un rival que intentó no hundirse pese a alcanzar la treintena de puntos de desventaja muy pronto, 69-39 (min. 24.40). Marcus Slaughter y Dontaye Draper dieron ese plus de agresividad en defensa que el aficionado madridista tanto agradece.

Al final del tercer periodo, 79-53 y todo definido perfectamente. Rudy con 16 puntos, Mirotic con 17, 'Chacho' con 15, y Llull con 10 firmaron los dobles dígitos del equipo sin sobrepasar ninguno la veintena de minutos jugados.

El Madrid se relajó en los últimos diez minutos, pero ni aún así el Zalgiris pudo maquillar en exceso su derrota por aplastamiento.