Baloncesto ACB: El Real Madrid pasa por encima de un Baskonia inferior (105-72)

Este Real Madrid vuelve a aspirar a todo. Ha empezado la temporada como terminó la anterior, dominando todas la facetas del juego y enseñando un baloncesto majestuoso. Solo una diferencia por lo visto ayer: Jaycee Carroll es un escolta demoledor. Los blancos vencieron ayer al Laboral Kutxa (105-72) en el Palacio de los Deportes, con 25 puntos del norteamericano.

Qué.es 21 de octubre de 2013

El conjunto blanco pasó por encima del Baskonia gracias sobre todo a un segundo cuarto en el que Sergio Rodríguez y Jaycee Carroll fueron protagonistas absolutos. El base deleitó a los presentes en el Palacio de los Deportes con su visión de juego (13 asistencias), y el escolta hizo seis triples en 10 minutos que dinamitaron el partido antes del descanso.

Este Madrid tiene pinta de dejar pocos prisioneros cuando salta a la cancha, y lo más preocupante para sus rivales es que no necesita una gran versión coral para hacer un despliegue como el de hoy. Una muestra: al descanso, de los 58 puntos del Madrid, entre Rudy Fernández y Nikola Mirotic apenas sumaban seis. Ni tan siquiera necesita exprimirse durante los cuatro cuartos del partido. Le vale con uno.

No ha sido éste, sin embargo, un partido para crucificar al Laboral Kutxa. Antes de la aparición de Carroll, el conjunto de Scariolo aguantó bien al Madrid gracias sobre todo a la labor de Thibor Pleiss. El alemán firmó un gran partido, provocando un auténtico dolor de muelas al Madrid en la defensa del 'pick and roll'. Pleiss firmó 15 puntos en esos primeros 10 minutos y acabó el partido con 25 puntos y 8 rebotes.

Ese primer cuarto y los primeros instantes del tercero fueron los mejores momentos del Baskonia. Nocioni tiró de garra para intentar acercar a los suyos, pero el Madrid estaba desatado. Cada pérdida baskonista era irremediablemente un contraataque, y ahí el Madrid es el equipo más letal de Europa. bien por la rápida circulación de la bola, bien por la velocidad de los jugadores blancos, e incluso a veces por ambas cosas combinadas.

Entre aciertos locales y pérdidas visitantes el Madrid había hecho casi 75 puntos (74-54, min.26) en tres cuartos y medio, una demostración inmensa de poderío. Ahí se acabó el partido. En su vuelta a la cancha, Carroll demostró ser humano (solo un triple en el segundo cuarto), y la competitividad ya brilló por su ausencia.

Ni siquiera, como suele pasar en estos casos, Baskonia pudo maquillar el marcador. El último cuarto volvió a ser para el Madrid, en unos minutos finales que sirvieron para que Mejri encandilara a su afición con sus mates y para que el 'Chacho' pusiera el broche final a su gran partido. El Madrid sigue devorando rivales (cinco victorias oficiales, tres por más de treinta puntos) y frenarle va a ser complicado.