Tebas critica las exigencias regulatorias a Telefónica en los derechos del fútbol: "Nos penalizan muchísimo"

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, denunció este jueves el perjuicio que, a su juicio, ocasionan a los clubes las obligaciones regulatorias impuestas a Telefónica por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en la cesión a sus competidoras de los derechos del fútbol.

Servimedia 19 de julio de 2018

Durante una conferencia en los Encuentros Empresariales CEOE Cepyme, Tebas se refirió a la obligación que tiene la operadora que preside José María Álvarez-Pallete de ofrecer a sus rivales parte de los derechos del fútbol como una de las condiciones que le puso la CNMC por la compra de Digital+.

"Tenemos un problema interesante en España" con el fútbol televisado, dijo, por "las condiciones impuestas a Telefónica, que está obligada a distribuir los derechos al resto con unos precios que ya vienen establecidos". En su opinión, eso merma la competencia entre las 'telecos' por hacerse con ese contenido y ocasiona menores ingresos para laLiga.

"¿Qué hace Vodafone, al margen de lo que diga mi amigo Antonio Coimbra (consejero delegado de Vodafone España)... pues dice, para qué voy a comprar...que compre Telefónica y dependiendo del precio que pague, ya veré yo si compro o no. La regulación está así hasta 2020 y eso nos penaliza muchísimo".

Telefónica ha comprado los derechos de la Champions League y laLiga para las próximas temporadas. Vodafone ha renunciado a dar a partir de la próxima temporada la Champions y el 'partidazo' porque el precio de estos derechos no le sale rentable. No obstante, ha dicho que reconsideraría esta decisión si Telefónica les revendiera con un modelo "variable" de comecialización.

Este jueves, el presidente de la patronal de clubes criticó las dificultades que tiene laLiga para competir con su gran rival en el mundo, la Premier League, en materia de venta de derechos del fútbol televisado. Dijo que mientras en Reino Unido los resúmenes de los encuentros se pagan y no hay partido en abierto, aquí se apela "al derecho a la información" desde un marco regulatorio que perjudica a LaLiga.