ENTREVISTA | Damián Quintero: "Soy consciente de que soy la cara visible del karate español"

El karateca atendió a QUÉ! para tratar más de cerca un deporte como el karate y todo lo que lo rodea: sacrificio, esfuerzo y humildad.

Martín Velarde Falcón 1 de junio de 2018

Damián Quintero suma 91 medallas en su carrera. Casi nada. Ahora deporte olímpico, esta disciplina ha ido evolucionando con él como referente.

¿Nota el avance mediático de los deportes "minoriatarios"?

Sí lo he notado. En redes sociales sobre todo. Los deportistas de deportes más minoritarios, por llamarlos de alguna manera, valoramos esto muchísimo. La revista 'Men's Health' ha sido un salto a otro sector, el nutricional y el de la moda. Se vende la marca Damián Quintero pero también se vende el karate. Me gusta el hecho de que este tipo de puertas se vayan abriendo. Lo mismo que soy ingeniero y estoy estudiando un máster en gestión deportiva ahora, quién sabe lo que una portada en una revista puede deparar. Mínimo, más repercusión.

¿Marca Damián Quintero un antes y un después en el karate español?

Lo importantes en estos deportes es sacar una figura. En España tenemos a Mireia Belmonte, Saúl Craviotto, Lydia Valentín, Carolina Marín... Todos ellos son figuras importantes en nuestro país. Soy consciente de que soy la cara visible de este deporte. Competir con el fútbol es imposible. Siempre digo que es nuestro hermano mayor. Hay que aprender de él. Es importante que figuras como nosotros salgan a la luz. La gente reconoce estos deportes por nosotros. He vivido muchos momentos en el karate. Buenos y malos. Con muchos recursos por un lado, y con malas rachas por otro. Ahora estoy viendo la evolución de esta disciplina, saltando a campos antes imaginables. Que nos llamen de televisiones, para reportajes o programas, es un sueño hecho realidad. Se agradece la visibilidad.

¿Cuál es el futuro del karate?

Vienen generaciones en karate muy buenas. La cantera está demostrando a base de medallas en Europa que están bien posicionados. El salto es muy grande hasta el nivel senior, pero la Federación Española de Karate está trabajando muy bien este aspecto. Ahora mismo no tengo mucho pensado, aunque sí muchas vías abiertas. Soy ingeniero aeronáutico. Estoy haciendo un máster en Gestión Deportiva, lo que me abre una segunda vía profesional. Como ingeniero ya trabajé hasta que me centré en el karate. Me encantaría, el día de mañana, seguir ligado al deporte, que es muy sano y disciplinado.

"Ahora estoy viendo la evolución de esta disciplina, saltando a campos antes imaginables"

¿Cómo fue saber que el karate es deporte olímpico?

Una tremenda alegría para el karate a nivel mundial. Por fin estamos donde teníamos que haber estado desde hace muchos años. Es un pasito más. En otros países no sé como se lleva, pero aquí en España se nota mucho el cambio. Desde la visibilidad hasta las facilidades que uno adquiere. Es cuando se hace oficial su incorporación a los JJOO cuando yo me planteo dejar de trabajar como ingeniero y dedicarme a entrenar con objetivos muy claros.

¿Qué es el karate para Damián Quintero?

Hablaría de dos caminos. Está el karate como arte marcial y el karate como deporte. Cada cual puede elegir su camino. El camino del arte marcial, más filosófico, es estupendo. Eres karateca hasta que te mueres. Para cualquier edad y cualquier persona. La otra vía es más deportiva, bajo la actividad de las federaciones y a través de la competición. Hay distintos niveles en la élite y todos ellos son válidos. Empecé como arte marcial y ahora estoy en la parte deportiva, disfrutando al máximo. Cuando me retire del ámbito deportivo es muy probable que vuelva a la práctica más filosófica. El karate no es para atacarse, sino para defenderse.

¿Quiénes son los referentes de Damián Quintero?

Mis ídolos son mis padres. Es cierto que, dentro del deporte, hay muchos nombres importantes. Iniesta, por ejemplo, es uno de los deportistas más increíbles del panorama actual. Por todo, por cómo es él como persona y como jugador. El deporte es una cuestión de valores. Todos los deportistas nos esforzamos y sacrificamos al máximo para llegar a las competiciones bien y todos los valores del deporte son compartidos por esos deportistas, salvando las distancias entre disciplinas. El respeto y la humildad son los valores que enseña el karate. Empezamos saludando tanto al rival.

"Iniesta, por ejemplo, es uno de los deportistas más increíbles del panorama actual."