FÓRMULA 1 | Lo mejor y lo peor del Gran Premio de China

Ricciardo fue el gran vencedor del día, en comparación con Vettel, el gran derrotado de la jornada.

Alejandro Cañas 16 de abril de 2018

El Gran Premio de China deparó la mejor carrera de Fórmula 1 que se haya visto en los últimos años. Un Safety Car provocado por un incidente entre los dos pilotos de Toro Rosso cambió por completo el devenir de la carrera. Y Red Bull supo sacar tajada.

LO MEJOR

Matrícula de honor para Ricciardo: Daniel Ricciardo fue el gran vencedor de la jornada. Eclipsado siempre por el caché proporcionado a Max Verstappen, el australiano dio todo un recital de talento y calidad al volante. Tomó la decisión correcta al arriesgar y acertó de lleno.

Fernando Alonso tapa las carencias de McLaren: El asturiano se amoldó a la perfección a todas las circunstancias de la carrera e incluso adelantó a Vettel como si su MCL-33 fuese el más rápido de la parrilla. Una victoria a nivel moral teniendo en cuenta las pocas prestaciones que le ofrece el coche.

Hulkenberg y Sainz, retroalimentación recíproca: Lo decía Abyteboul después de la carrera. El alemán y el español saben exigir la mejor versión del otro y es una señal más que positiva para el equipo. Los dos en puntos, también tiene mucho margen de mejora de cara a próximas carreras.

LO PEOR

Sebastian Vettel, el gran derrotado: Entrar tarde a boxes y la metedura de pata de Max Verstappen que provocó un incidente entre ambos en el que salió peor parado, acabaron con sus aspiraciones de poder haber conseguido su tercera carrera.

Max Verstappen, culpable de la debacle de Vettel: El holandés es sinónimo de talento innato, pero sus últimas actuaciones en pista arriesgando en exceso de los adelantamientos y su exceso de valentía en pista le delatan. Desde Red Bull le han dado un toque de atención para que modere su pilotaje.

Mercedes, desaparecido en combate: A pesar del segundo puesto de Bottas, Hamilton es quien está sufriendo en carne viva este mal inicio de temporada. No se encuentra cómodo con las prestaciones del coche el británico y Ferrari le ha ganado la partida en las tres primeras carreras de la temporada.