El director de 'Sport' compara los pitos al himno nacional con los que recibe Piqué

El director del medio de comunicación deportivo catalán asegura que el objetivo es que ni se insulte ni se falte al respeto a nadie.

Servimedia 14 de febrero de 2018

El director de 'Sport' compara los pitos al himno nacional con los que recibe Piqué
Foto: Twitter.

El director del diario deportivo catalán 'Sport', Ernest Folch, comparó hoy en el Foro de la Nueva Comunicación los pitos que acompañan al himno nacional cada vez que el Barça juega la final de la Copa del Rey de fútbol con los que recibió el jugador Gerard Piqué en el campo del Espanyol de Barcelona.

Durante su intervención en el citado foro de debate, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum y en el que fue presentado por el director del diario 'Marca', Juan Ignacio Gallardo, Folch se mostró en contra de pitar el himno nacional porque "se traspasa una línea roja. No me gusta que se falte el respeto a nadie".

Pero a continuación comparó este hecho con la pitada que sufrió Piqué en el estadio del Espanyol: "El otro día con lo que pasó en el campo de Cornellá afloró este problema. Al final lo que tenemos que conseguir es que ni se insulte ni se falte el respeto a nadie, ni que se produzca ninguna situación de violencia física ni verbal, y creo que muchas veces hemos aceptado que esto va en el 'pack' y que los deportistas tienen que aguantarlo y no es así. Los periodistas no tenemos que mirar hacia otro lado. Los insultos y la falta de respeto no forman parte del fútbol".

Recordó que uno de los momentos mas tristes de su carrera como profesional, en la que más vergüenza pasó, "fue cuando Figo regresó al Camp Nou tras haber fichado por el Madrid y se le lanzó una cabeza de cerdo", hecho por el que nunca fue sancionado el Barça.

También se refirió más tarde a la posibilidad de que Piqué sea presidente del Barça. "Es un activista social muy importante y una persona muy inteligente, pero quizás estas condiciones no sean las más idóneas para ser presidente de un club como el Barcelona. Sus socios son muy particulares y quizás no lo ven con muy buenos ojos", manifestó.