El Barcelona se negó a jugar la final de Copa en el Sanchez Pizjuán

El Bernabéu no se valoró ni como opción.

QUÉ! deportes 12 de febrero de 2018

Se ha hecho oficial esta misma tarde. El 21 de abril el Wanda Metropolitano será la sede de la final de la Copa del Rey que enfrentará a Sevilla y Barcelona. Tras la reuniones entre las partes implicadas, ambos clubes y Federación Española (RFEF), en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, se ha llegado a esta decisión.

La otra posibilidad era que la final se disputase en el Sánchez Pizjuán o en La Cartuja, pero el Barcelona se negó rotundamente. Por otro lado, el estadio Santiago Bernabéu nunca se contempló como opción, ante la falta de ofrecimiento del Real Madrid. De hecho, la Federación tampoco la solicitó.

El Wanda Metropolitano cuenta con un total de 67.829 espectadores asientos, por lo que se espera que cada equipo dispondrá de unas 22.000 entradas. Además, esta cita servirá como ensayo para la final de la Champions, ya que también se jugará en el feudo rojiblanco. Eso sí, el año 2019.

Los partidos que se aplazarán con motivo de la disputa de la final que son el Atlético-Betis, Sevilla-Real Madrid y Barcelona-Villarreal se jugarán el 9 de mayo.