TENIS | Nadal abandona por lesión el Open de Australia

El jugador de Manacor se retiró en los cuartos de final del Open de Australia cuando iba 0-2 en el quinto set y tras tener que pedir asistencia médica en la mana anterior

Qué! Deportes 23 de enero de 2018

No pudo más. Rafa Nadal abandonó, muy a su pesar, el Open de Australia por lesión. Un torneo que parecía tener factible de llegar, al menos a la final, dado el nivel de forma del balear y del cuadro, que hasta día de hoy, no le había deparado ningún cabeza de serie hasta el día de hoy.

Frente a él, un Marin CIlic combativo y que parecía a volver a aquel 2014 en el que conquistó el US Open ante Nishikori. El corata se movió bien en pista y conectó muchos golpes ganadores, evitando que Nadal impusiese su ritmo.

A pesar de ello, el tenista de Manacor supo aprovechar las indecisiones del cabeza de serie números seis para llevarse la primera manga en un juego en el que lo mental jugó un papel clave.

Un warning que cambió todo

Nadal aprovechó los nervios y el tiempo de Cilic para romper el saque. Este break, coincidió con el cambio de campo y le permitió al croata reaccionar tras ese traspiés. Nadal perdió el saque en un juego muy disputado y Cilic fue como un ciclón a por la segunda manga.

En el tercer set, y a pesar de que ambos tenistas tuvieron bolas de break, el partido se fue a la muerte súbita, en la que Nadal logró su segundo set, dominando el caos que imperaba el tie break, en el que hasta siete de los puntos del desempate, vinieron de rupturas de saque.

Ya en el cuarto, los problemas empezaron a aparecer en Rafa, Cilic aprovechó los golpes duros y los metros recorridos de Rafa para profundizar sus golpes y romper el saque del balear que se le veía que no estaba cómodo. Nadal pidió asistencias y se veía con fuertes gestos de dolor cuando el médico le realizaba estiramientos. No podía más. A pesar de ello, Rafa luchó contra viento y marea hasta que en el segundo juego del quinto y definitivo set, abandonó con fuertes síntomas de dolor y con mucha rabia la pista australiana.

De esta forma, sólo queda Carla Suárez como última representante española en los cuadros principales del primer Gran Slam del año.