Rodri Hernández, jugador del Atlético de Madrid

El jugador del Villarreal firmará hasta 2023. Se quedará en el Villarreal hasta final de temporada.

Martín Velarde 18 de diciembre de 2017

Rodri Hernández, jugador del Atlético de Madrid
Foto: Twitter

Según publica en exclusiva el diario Marca, Rodri Hernández será jugador del Atlético desde la próxima campaña. De hecho, Rodrigo ya fue jugador del Atlético, de sus categorías inferiores. El acuerdo para que el '16' vuelva a la entidad que le vio marchar es total, tal y como informa el diario español.

Con Busquets como referente, el jugador ha crecido a una velocidad ininterrumpida en el último curso. En concreto, desde que se puso la zamarra del primer equipo del Villarreal. Ahora, a las órdenes de Calleja, ha terminado explotando, siendo titular indiscutible en el centro del campo y ganando una madurez digna de veterano.

Según MARCA, todos los informes han coincidido en que se trata del pivote que viene buscando el club rojiblanco hace tiempo, con Tiago retirado, con Gabi en el tramo final de su carrera y con Augusto Fernández peleando con el físico y las lesiones desde hace tiempo.

La cifra que cerrará el traspaso será de 20 millones fijos más cinco en variables de sencillo cumplimiento, de modo que se alcanzarían prácticamente los 25 que tiene Rodri ahora como cláusula de rescisión unilateral. Renovó recientemente con el Villarreal hasta 2022 y su cláusula. En el acto de presentación de mencionada renovación, ya se dejaba una puerta abierta: "Del futuro nunca se sabe lo que puede pasar, hay que centrarse en el día a día", explicó el propio futbolista, que firmará cinco temporadas (hasta 2023) con el Atlético.

Lautaro Martínez y Rodrigo, a falta de confirmación oficial, son dos apuestas claras de futuro. El primero, es claramente un relevo generacional en la delantera, ante la inminente salida de Vietto y la posible marcha de Gameiro en verano. La llegada de Rodrigo, el "nuevo Busquets" no es más que una señal de que el Atlético está moviendo el mercado en busca de talento maduro y promesas medianamente afianzadas. Rodri es el relevo natural de lo que fue Tiago Mendes en el once rojiblanco, el balance perfecto entre ataque y defensa.