Roque Mesa: "El único que se mojó por mí fue el Swansea"

Roque Mesa se sinceró sobre su situación actual y su salida de Las Palmas.

Martín Velarde 13 de diciembre de 2017

Roque Mesa fue una de las piezas mas cotizadas del mercado de fichajes del pasado verano. Desde el Atlético de Madrid hasta el Swansea, media Europa quiso hacerse con sus servicios ante el precio que mostraba su etiqueta, 12 millones, y la calidad que atesora en sus botas.

El centrocampista se sinceró en VAVEL España, tratando su presente, su pasado y lo que está por llegar. Según él, "nunca se sabe, el fútbol da muchas vueltas".

Sobre si es la mejor plantilla de la UD Las Palmas de la historia:
"Esa valoración no tengo por qué darla yo. Es una cuestión de club y si el presidente lo considera así pues así será".

Sobre la tradición de su bigote y la Selección Española:
"El bigote me lo sigo dejando porque a mi mujer le gusta. Uno no piensa que estando en un equipo grande pueda ir o no a la selección. Estoy donde estoy y seguiré peleando por tener esa oportunidad algún día".

Sobre la situación actual que atraviesa España y la mezcla entre política y deporte, con el Barça-Las Palmas como ejemplo:"Sinceramente fútbol y política no tienen que mezclarse, no tiene que ver una cosa con la otra".

Sobre su fichaje por el Swansea, pese al interés de infinidad de equipos:
"El único que se mojó fue el Swansea. No hubo ninguna duda porque fue el único que apostó por mí este verano".

Sobre una posible vuelta a "su casa":

"Esto es el fútbol y nunca se sabe. Claro que considero que la UD Las Palmas es mi casa. El fútbol da muchas vueltas y veremos lo que pasa en futuro".

Sobre sus referentes y sus mayores rivales dentro del campo:
"El mejor jugador contra el que me he enfrentado es sin duda Lionel Messi. Por otro lado, el futbolista de tres cuartos de cancha hacia abajo que más me gusta es Sergio Busquets, es muy inteligente e interpreta muy bien el fútbol".

Sobre la Premier League y las diferencias con España:
"Aquí en la Premier hay muchos estadios con grandes aficiones y un buen ambiente en las gradas. En España, los campos que más me sorprendieron fueron el Vicente Calderón y el Sánchez-Pizjuán porque la afición no para de cantar durante todo el partido. Me hace ilusión jugar en todos los estadios. Es verdad que hay campos especiales; por ejemplo, jugar en Anfield debe de ser espectacular".