Nueva agresión brutal en el fútbol argentino

El fútbol argentino se tiñe de rojo, otra vez. Esta vez en la fase de ascenso de cuarta a tercera.

Fernando Fernández Quintas 1 de diciembre de 2017

Nueva agresión que vuelve a ennegrecer el fútbol argentino. Los hechos sucedieron durante un partido entre Atlético Juventud Pergamino e Independiente de Chivildoy, partido correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la fase de ascenso de Federal B a Federal A (Tercera División argentina).

El equipo local, Atlético Juventud, perdía 0-1. En los minutos finales del partido los 'barras bravas' del Juventud saltaron al campo y, tras dar a conocer con cánticos su desacuerdo con las decisiones de los árbitros Bruno Amiconi, árbitro principal, y Marcelo Acosta y Mauricio Luna, asistentes, durante el partido, comenzaron a golpear a los árbitros, que consiguieron llegar al vestuario no sin antes recibir pedradas que les produjeron heridas y cortes graves.

El fútbol argentino ha condenado los hechos y ha pedido una sanción ejemplar para Club Atlético Juventud al que podrían descender de categoría. Se da la horrible casualidad de que el árbitro principal, Bruno Amiconi fue víctima de otra agresión en septiembre durante un derbi entre Norberto de Riestra y Argentinos.