ENTREVISTA | 'Rodri' Hernández: "Me fijo en Busquets y tengo la suerte de jugar con Soriano"

El jugador del Villarreal atendió a QUÉ!, en una entrevista en la que repasó sus inicios, sus objetivos, sus sueños y sus ídolos.

Martín Velarde 28 de noviembre de 2017

Rodrigo Hernández Cascante (Madrid, España,9 de abril de 1996) es uno de esos jugadores diferentes. Humildes y capaces de ser, dentro de no mucho, el estandarte futbolístico de un país. Más aún cuando "Rodri", que así lo llaman, es organizador. Su hábitat natural es el centro del campo, pero ha jugado también en banda. Salió de la cantera del Atlético de Madrid, club que ahora, entre otros, quiere llevárselo de vuelta gracias a su buen hacer con y sin balón, pero sobre todo, a la clase humana que hay detrás de el dorsal '16' del Villarreal.

PREGUNTA: Vives un momento dulce. Primer equipo, Sub-21... ¿está pasando todo muy rápido?

RESPUESTA: No me parece raro porque es por lo que llevo queriendo desde pequeño y por lo que llevo trabajando prácticamente toda mi vida. Es verdad que hace unos años estaba en Juveniles. He tenido un crecimiento rápido porque he trabajado mucho y estar arriba cuanto antes y, una vez allí, asentarme. Muy contento además de formar parte de la plantilla del primer equipo y de la Sub-21.

P: ¿Qué ha aprendido y qué aprende del mundo del fútbol?

R: Muchas cosas. El tono en el que me muevo ahora, la élite profesional, no tiene nada que ver con las categorías inferiores. Es un mundo que te exige a diario y que no puedes dejar de trabajar en ello. Está claro que uno tiene que cubrir unas etapas de formación hasta ser profesional. Ambas partes son muy bonitas. Al principio te enseñan y te forman. Llega un momento en el que te exigen otras cosas que son igual de bonitas, como por ejemplo estar en la Selección. Ahora mismo además estoy muy contento por todo lo que me está pasando.

P: ¿Qué valores transmite Rodrigo a sus compañeros?

R: Respeto por los compañeros. Soy un chico amable y sencillo que lo da todo allá por donde va. En el ámbito extrafutbolístico, me considero responsable con mis temas personales y, lo más importante, asentado.

P: ¿Qué se lleva de los entrenadores que ha tenido hasta hoy?

R: Cada entrenador es un mundo. Son muy distintos todos. He tenido infinidad de entrenadores, desde que estaba en el Atlético de Madrid hasta ahora en el Villarreal. Cada uno tiene sus cosas, pero al final el objetivo era común. Es decir, todos buscan el mismo objetivo desde diferentes puntos de vista. Hay entrenadores que me han marcado más que otros, pero al final el fútbol se resume en cuatro o cinco cosas y lo importante es que las ideas que tengan, las tengan claras.

P: ¿Es el fútbol un deporte tan cruel como a veces lo pintan?

R: Sí. Pero no quiero particularizar en el fútbol. Como en cualquier ámbito de tu vida... en el profesional, laboral, es cruel de por sí. O vales o no vales. Además, el mundo profesional ahora mismo te demanda el ahora. Lo que hayas podido hacer anteriormente no sirve para nada y lo que viene es lo más importante. Hayas hecho lo que hayas hecho, no quiere decir que el día de mañana vayas a tener una posición más privilegiada. La vida te exige estar siempre al 100%, dar el máximo. A la vista está que a los jugadores de talla mundial, en cuanto bajan un poco el nivel, se le echa la gente encima. Imagina los que estamos empezando...

P: ¿Quién es su ídolo? ¿Que haría si pudiera jugar a su lado?

R: Si tuviera la opción de jugar al lado de mi ídolo, buscaría aprender de él y de sus movimientos. Mi ídolo en la infancia fue Zidane. Ahora me fijo en otros jugadores, más de mi posición, como Busquets o como Bruno Soriano. En concreto, ellos dos son mis jugadores referentes ahora mismo. Tengo la suerte de compartir vestuario con uno de ellos y de observar no solo lo que hace en el campo sino también fuera de él. Destaco su liderazgo, que también es importante. Aunque también intento absorber de jugadores de todas las posiciones, del fútbol en general. Uno juega de mediocentro, pero cuando se pega a banda ya es extremo. El buen jugador es el que se sabe adaptar a todas las posiciones.

P: El fútbol es un deporte muy mediático. Sin embargo, Rodrigo Hernández no tiene perfiles en redes sociales, ¿por qué?

R: No es que no me guste. Igual dentro de poco me las tengo que hacer por una cuestión de visibilidad. Es decir, no solo por uno mismo sino por la gente que quiere estar cerca, y la que está lejos, que quieren saber de nosotros. Nunca las he tenido porque nunca las he visto necesarias. Siempre he sido un chaval que se ha rodeado de gente, sin necesidad de estas cosas porque no me atraen. Me gusta conocer a la gente de cara. Así como otras cosas me atraen mucho más, las redes no. Insisto, eso no significa que no las vaya a tener en un futuro, o que las rechace.

P: ¿Qué objetivos se marca a corto y largo plazo?

R: A corto plazo siempre busco crecer, nunca estancarme. A largo plazo, nunca se sabe, pero mi primer objetivo es ser mejor cada día. No tengo metas de jugar en esta liga o en esta otra. Obviamente me gustaría jugar muchos partidos en la Champions y ganar títulos, pero creo que eso viene como consecuencia de un crecimiento futbolístico. Si eres capaz de crecer día a día las cosas llegan solas. Lo que me importa es llevar una línea ascendente

P: ¿Por qué estudia? Visto desde fuera, en el mundo del fútbol se mueve mucho dinero y se vive de él... ¿no?

R: Yo he estudiado siempre. Mis padres me han inculcado que, antes que nada, primero siempre van los estudios. Ahora estoy en una posición en la que tengo que darme cuenta de la importancia de las cosas. Siempre se puede sacar tiempo para estudiar. A veces incluso me sirve para despejarme y ocupar mi cabeza en otras cosas. Por lo menos en mi caso, me ayuda un montón. Por otro lado, tampoco me quedo encerrado en la Universidad, también hay tiempo para salir a cenar, por ejemplo. Me ayuda y me gusta. Lo considero necesario para la formación de una persona.

P: ¿Por qué ADE de todas las opciones que tenía?

R: Hice el Bachillerato científico, que la verdad no tiene nada que ver con lo que estudio. Escogí ADE por el hecho de poder escoger una carrera que me diese salidas y que no fuera muy específica. Me dije a mi mismo que tocaba ir a por ello. Tampoco me atraía ninguna otra. La verdad, me está gustando.

P: ¿Nota un trato diferente en la gente desde que está jugando en Primera División?

R: En Castellón el fútbol se vive diferente. Es un pueblo pequeño. La gente se ve a diario. No es un lugar tan mediático como Madrid, en el que pararían constantemente por la calle a un jugador. Obviamente, a veces a uno le paran, pero por lo general es un entorno más cordial. Exceptuando la gente que es muy seguidora, no hay mucha gente que me pregunte.

P: Hay vida después del fútbol... ¿qué se plantea para entonces?

R: No me he planteado nada. Pero sí que me gustaría hacer algo. Lo tengo bastante claro. Por eso estudio y por eso me formo. No quiero dedicar los años que me quedan de vida, sesenta o los que sean, a estar sin hacer nada. Creo que el ser humano está diseñado para ocupar su vida en algo. Cuando termine el fútbol empezará una nueva vida. En ella, tendré nuevas metas y nuevos objetivos, como en todo.

P: ¿Qué le diría a alguien que le tiene como ídolo y que quiere llegar a ser futbolista también?

R: Yo siempre he tenido el sueño de ser futbolista. Pero si uno quiere algo, tiene que perseguirlo. Lo he perseguido desde muy pequeño, pero si renunciar ni a mi vida ni a mi mismo. El problema es que tiene esto es que, aunque sea muy mediático, también hay cada día más gente que quiere ser futbolista y lo tiene más complicado. En resumen, si tienes un sueño, ve a por ello pero sin perder las prioridades, como la familia, los estudios. Y por supuesto que, se haga lo que se haga, se disfrute. Si uno no disfruta, está perdiendo el tiempo.

P: ¿Quién ha sido su gran apoyo todo este tiempo?

R: Mi familia ha sido mi gran apoyo. La gente que te quiere y te apoya siempre está ahí. No hay nadie que me haya ayudado tanto, en el mundo del fútbol, como ellos.