"Ni el baloncesto es fútbol, ni Europa la NBA"

El nuevo modelo de Euroliga, y las Ventanas FIBA, frustran tanto a espectadores como a equipos.

Pablo Municio 20 de noviembre de 2017

"Ni el baloncesto es fútbol, ni Europa la NBA"

La carga de partidos y los compromisos internacionales sin alcanzar acuerdos entre la Euroliga y la FIBA son los temas tristes de un deporte que está intentando abarcar más de lo que deberían, en mi modesta opinión.

Intentando evitar los horarios y días de Champions, los equipos Euroliga juegan jueves y viernes. En principio todo normal si no tuviesen que jugar el sábado o el domingo liga. Una carga de partidos que muchas veces equiparan el ritmo de los NBA, que han reducido su número de partidos para evitar lesiones. 

También destacar las jornadas dobles de la Euroliga, en la que en siete días llegan a jugar cuatro partidos, por ejemplo, Baskonia, que jugó contra Joventut el domingo, el Real Madrid el martes, viajó a Lituania el jueves y el domingo viajó a Burgos para jugar contra el San Pablo Burgos. Más partidos que varios equipos de NBA en una semana.

La competición norteamericana tiene su propia parafernalia, su magia, algo que no se puede igualar desde aquí. Y ya no sólo por los equipos, sino por los servicios médicos, preparación física, impacto mediático... a años luz de los formatos en el viejo continente.

Y ya no hablamos de las polémicas Ventanas FIBA. Unos partidos en los que no van a ir estrellas de primer nivel, ni lo harán por el momento. Todos los jugadores de NBA y entrenadores alejados del baloncesto europeo, como Messina, están de acuerdo en lo mismo: son un desastre. No se pueden comparar con el fútbol. El baloncesto tiene un modo de entenderse, una forma de vida totalmente diferente.

Muy descafeinado va a ser este primer "parón" sin tener ningún jugador en Euroliga. Toca dar "gracias" porque tanto la Eurocup, como Champions no se disputan, si no tendrían las selecciones que hacer malabares para hacer convocatorias de jugadores que, cuando vuelvan los jugadores de los equipos Euroliga y NBA, tendrán muy pocas opciones de entrar en las listas definitivas.

¿Quién es el que pierde en todo esto? El espectador. Los amantes de este deporte sufren día sí y día también porque cada día que pasa, el acceso a los partidos de sus equipos es más complicado y los clasificatorios de la selección no serán emitidos esta semana, salvo sorpresa de última hora por parte de Mediaset.