Gabriel Batistuta vs Giovanni Simeone: arietes bajo lupa

Hoy en El Duelo enfrentamos y comparamos a uno de los mejores delanteros centros de la historia del fútbol, Gabriel Batistuta, y uno de los delanteros que, como 'Bati' en su día, juega hoy en la Fiorentina, es argentino también y es hijo de uno de los compañeros de selección de Batistuta, Giovanni Simeone.

Fernando Fernández Quintas 15 de noviembre de 2017

Batistuta marcó una época dentro del fútbol argentino, y mundial, un goleador nato que demostró en todos los equipos que estuvo, que, aparte de ser ágil, a pesar de que pareciera grande y tosco,  su hambre y visión de gol que se traducía en una gran cantidad de goles eran su carta de presentación, y qué carta.

Gabriel Batistuta (Santa Fe, Argentina, 1 de febrero de 1969) fue uno de los más grandes delanteros que ha pisado un terreno de juego, comenzó su carrera en Newell's Old Boys, equipo en el que estuvo una temporada (88/89), fichó por River Plate (89/90) y luego fue a Boca Juniors (90/91), salió rápido de Argentina y voló dirección Italia, y fichó por la Fiorentina, equipo en el que desarrolló gran parte de su carrera y que tuvo la suerte de disfrutar de la mayoría de sus goles. En Florencia estuvo nueve temporadas (1991/2000), en la que desarrolló todo su fútbol y consolidó su leyenda. De Florencia viajo a Roma donde fichó por el AS Roma, y allí estuvo dos temporadas (2000/2002), en Roma, junto a Totti agrandó su legado en el fútbol italiano. De Roma partió a Milan para fichar por el Inter una temporada (2002/2003) y por último marchó a Qatar para retirarse en el Al-Arabi en el que estuvo las dos últimas temporadas de su carrera. Con River ganó un trofeo de Primera División, con los `Viola´ consiguió un título de Serie B, una Copa de Italia, y una Supercopa de Italia. Con la Roma ganó una Serie A y una Supercopa de Italia.

Con su selección debutó en la temporada 91/92 y estuvo 10 años defendiendo los colores de Argentina y con ella consiguió dos Copas América, una Copa Confederaciones, y una Copa Artemio Franchi.

`Batigol´ era un jugador fuerte y con mucho cuerpo, de esos que llaman arietes, un delantero grande y con mucho gol, pero con la característica de ser rápido y de tener una potencia de tiro envidiable. Terminó su carrera odiando el fútbol ya que sus crónicas lesiones en los tobillos, que le producían un dolor insoportable, le impedían disfrutar de él, llegó a pedirle a uno de los médicos que le trataron los tobillos que le cortaran las piernas hasta la rodilla por estos terribles dolores. Así jugaba y se desenvolvía Batistuta en el verde.

Por otro lado tenemos a Giovanni Simeone, hijo del ahora técnico del Atlético de Madrid, Cholo Simeone, y que podría ser uno de los posibles candidatos a relevar a Bati en cuanto a modo de jugar. Gio es un delantero rápido y con gol, lo está demostrando actualmente en la Fiorentina, equipo al que llegó esta temporada procedente del Genoa. Gio tiene características muy parecidas a Batistuta, y es un jugador potente, con velocidad y con remate, aparte de ser inteligente y tener mucha visión. Simeone comenzó su carrera en River Plate, con el que debutó en primera en 2013, en 2015 fue fichado por el club argentino Banfield, en el que estuvo un año y comenzó su andanza por Europa en el Genoa italiano en el que estuvo la pasada temporada haciendo grandes partidos y haciendo goles. Su buena temporada en Genova le llevó a fichar por la Fiorentina a principio de esta temporada. Así juega el delantero argentino que puede coger el testigo de Batistuta en Florencia.