¿Cómo encajaría Griezmann en el esquema de Ernesto Valverde?

Desde Francia y también Mundo Deportivo informan sobre un principio de acuerdo entre Griezmann y el club azulgrana, aunque su llegada revolucionaría la parcela ofensiva.

Alejandro Cañas 15 de noviembre de 2017

El nombre de Antoine Griezmann suena cada vez con más fuerza desde Barcelona. Tanto en Francia como la prensa deportiva catalana informan sobre un acuerdo entre el futbolista galo del Atlético de Madrid y el club barcelonista. 

Desde la marcha de Neymar, y con Dembélé en la enfermería recuperándose de su lesión, el Barcelona ha perdido brillo y desequilibrio en la fase ofensiva del juego, y deja en manos de Messi la efectividad de las jugadas de ataque. Ante esa dependencia goleadora de Messi y el mal momento de Luis Suárez, el Barça necesita un jugador determinante arriba y ha puesto sus ojos en Griezmann.

El delantero del Atlético se ha convertido en indispensable para Simeone y en estandarte del club. Sin embargo, su manifiesto de querer marcharse del Atlético y la mala racha goleadora que atraviesa en estos momentos ha generado descontento y malestar de la afición con el propio jugador, que si no hubiese sido por la sanción del TAS, su destino podría haber sido la Premier el pasado verano.

De concretarse la llegada, el primer damnificado sería sin toda duda Paco Alcácer. El de Torrent no goza de los minutos deseados con Valverde ahora que está Luis Suárez y la llegada del galo le cerraría las puertas por completo. El segundo dilema del club residiría, en todo caso, en escoger entre Gerard Deulofeu y Denis Suárez. El centrocampista gallego no ha tenido la oportunidad con Valverde de demostrar lo que vale y la llegada de Griezmann y/o de un centrocampista más le cerraría las puertas de la titularidad y quizá, del banquillo. 

En cuanto al once, Leo Messi es indispensable, por lo que las otras dos posiciones de ataque serían a repartir. Luis Suárez y Griezmann podrían compartir delantera juntos, o bien Ernesto Valverde podría apostar más por el francés y colocar a Ousmane Dembélé por la izquierda. Si se da el segundo caso, Luis Suárez ocuparía banquillo, y al uruguayo no le interesaría aguardar en el banquillo su oportunidad. Probablemente el Barça tendría que sacrificar a Luis Suárez si finalmente ficha a Griezmann, tanto por precio como por hueco.

Independientemente de las combinaciones que se puedan dar, Griezmann podría encajar en cualquier posición de ataque del once del Barça, aunque su puesto ideal sería ocupar la banda derecha y que Messi juegue con libertad por el centro; o bien que el francés juegue como referencia en ataque.