¿Qué es el Fair Play Financiero y porqué City y PSG son acusados de incumplirlo?

El Manchester City y el Paris Saint Germain están en el punto de mira del Fair Play Financiero de la UEFA

Rubén Mora 14 de noviembre de 2017

Seguro que todos han oído hablar del los problemas del Fair Play Financiero de un club de fútbol. Y seguro que pocos saben en qué consiste y cómo funciona esta normativa creada por la UEFA.

El juego limpio financiero tiene la finalidad de buscar beneficios a largo plazo a la salud económica del fútbol europeo. Esta iniciativa se puso en marcha el año 2011 y desde entonces todos los clubes que jugaban competición europea no podría tener ninguna deuda pendiente con nadie.

Desde el 2013 los propios clubes son asesorados de esta normativa para que puedan equilibrar sus gastos e ingresos para impedir que se acumule una deuda. El Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB) se encarga de analizar cada temporada la economía de los últimos 3 años de cada club que juega competiciones UEFA.

En el 2015 esta normativa se amplió y el CFCB expandió sus revisiones a clubes que no participaban en ninguna competición europea, pero podían hacerlo en un futuro.

Esta regla se podía incumplir siempre que el/los propietario(s) cooperaran de forma directa en el poder adquisitivo del club con una contribución o pago. De este modo se evitaría pérdidas y se evitaría el crecimiento de una deuda no sostenible.

Sin embargo, esta medida de la UEFA, desde 2015, no afecta a las inversiones que pueda tener un club en un nuevo estadio, en campos de entrenamiento o en el desarrollo del fútbol femenino y juvenil. Asimismo, todos estos gastos quedaría excluidos del cálculo entre los ingresos y los pagos.

El no cumplimiento de las normas implica una sanción. El Comité de Control Financiero de Clubes decidirá qué tipo de castigo se impone, y en función de varios factores (ej. el equilibrio entre gastos e ingresos) se actuará de una forma u otra. Las medidas más utilizadas son: la advertencia, la amonestación, la multa, la retención de los ingresos en competiciones europeas y la prohibición de inscribir nuevos jugadores en UEFA.+

El Paris Saint Germain y el Manchester City son dos de los clubes más poderosos en el mundo del fútbol y siempre se encuentran en el punto de mira del Fair Play Financiero. Sus respectivos jeques se encuentran entre los hombre más ricos del planeta según la revista Forbes.

Sus gastos pueden ser ilimitados y no escatiman en fichar jugadores por cantidades que eran inimaginables hace unas temporadas atrás. La incorporación de Neymar este verano por 200 millones al equipo parisino y los múltiples fichajes del Manchester City han levantado todas las sospechas de que pueda haber un incumplimiento de la normativa UEFA.

El poder de estos clubes es incalculable. Tras el fichaje del astro brasileño, el jeque Al-Thani del PSG afirmó: "Que esperen sentados los que quieren que nos sancionen por el Fair Play Financiero". Después de gastarse una fortuna por Neymar y Mbappé parece que no existe ningún problema con el dinero. Ahora más que nunca el fútbol se ha convertido en un negocio donde el dinero juega un papel demasiado importante. La UEFA debe reaccionar.