Paulo Futre vs Antoine Griezmann: dos zurdas de oro

Enfrentamos y analizamos en Qué.es a dos de los grandes jugadores del Atlético de Madrid, una leyenda como es Futre y un jugador actual y bastante parecido al luso, el francés Antoine Griezmann.

Fernando Fernández Quintas 10 de noviembre de 2017

Vamos a analizar la manera de jugar de ambos y también cómo ha cambiado el fútbol y con él, como dos jugadores de un corte parecido adaptaron y adaptan su juego a las circunstancias y al momento que ha vivido cada uno.

Empezamos por Paulo Futre, un futbolista que llegó al Atlético de Madrid en 1987 procedente del FC Porto donde ganó, la temporada 86/87, una UEFA Champions League. Llegó de la mano de Jesús Gil y se convirtió en una auténtica figura del club del Manzanares, se convirtió en un ídolo para la afición y poco a poco fue dejando una huella que no se borraría, pasando a ser leyenda del club.

Futre era un jugador rápido, con mucho desborde y una zurda que era un auténtico diamante, solo tenía la zurda, sí, pero qué zurda. Era maravilloso ver a un "pequeño" portugués corriendo y dejando atrás a los defensas rivales. Futre era velocidad, su objetivo era llegar al área, y ya allí, hacer maravillas con la redonda, podía dar un pase medido, o, lo que era más habitual, volver loco al portero metiendo el balón por los huecos más complicados, pero él los metía por ahí. También aprovechaba la gran potencia de tiro que tenía y nos dejó grandísimos goles a media distancia en todos los equipos en los que estuvo. Futre no era un gran goleador, ya que otros en el equipo se encargaban de hacer cantidad de goles, pero los goles que metía eran espectáculo. En el Atlético de Madrid estuvo siete temporadas y anotó tan solo 38 goles, y consiguió, también, con el equipo rojiblanco, dos Copas del Rey. Así era Paulo Futre, una leyenda viva del Oporto y del Atlético de Madrid:

Lo comparamos con Antoine Griezmann, el internacional francés que llegó al Atlético de Madrid hace tres temporadas, esta temporada sería la cuarta, procedente de la Real Sociedad y se ha ganado a golpe de gol el cariño de la afición colchonera que, a pesar de no estar en su mejor momento, se le sigue queriendo y apoyando en el Metropolitano.

Griezmann es de un corte muy parecido al del luso, Futre, es muy rápido, tiene desborde y una zurda evidiable, pero, es mucho más técnico que el luso y es más sacrificado en tareas defensivas, además de poder controlar diferentes modos de juego. Estas características `nuevas´ que ha adoptado el delantero francés, vienen directamente relacionadas al momento que está viviendo el fútbol, un momento en el que se buscan jugadores totales, jugadores que sepan jugar a todo lo que un equipo o un entrenador le pida y eso es lo que hace que, en este caso, Antoine Griezmann haya cogido tablas en otras fases del juego como la defensiva. Es indiscutible en el Atleti, es indiscutible para su selección y tiene mucho fútbol en sus botas, así juega Antoine Griezmann: