La DGT pone en marcha un dispositivo especial por el Gran Premio de Cheste este fin de semana

Se calcula que unos 200.000 espectadores acudirán al Gran Premio Motul de la Comunidad Valenciana en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste, que se celebrará el viernes, el sábado y el domingo.

Servimedia 9 de noviembre de 2017

La Dirección General de Tráfico ha anunciado que las medidas especiales de vigilancia estarán activas desde este viernes, en previsión de los desplazamientos que se desencadenarán para asistir al GP de motos de Cheste desde los entrenamientos previos,  y que continuarán durante todo el fin de semana, para finalizar el domingo por la noche y cubrir el retorno de los miles de asistentes que se espera que acudan a presenciar el Gran Premio. Más de un centenar de agentes se encargarán del dispositivo.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha deseado a los motoristas que disfruten de este espectáculo, aunque pidió prudencia en la conducción: "El dispositivo que se ha preparado solo puede funcionar si todos ponemos de nuestra parte, y la parte de los motoristas es que todos regresen sanos y salvos a casa".

Además de proporcionar seguridad en los desplazamientos y evitar accidentes, este operativo también se dirige a facilitar la circulación de los vehículos con indicación de las vías más aconsejables para una circulación más fluida y segura.

El mayor nivel de tráfico corresponderá a la A-3 Madrid-Valencia, la AP-7 y N-340 desde el límite de Tarragona hasta Valencia y la A-7 y AP-7 desde Valencia hasta Alcira. Además, se restringirá la circulación a vehículos de mercancías de más de 7.500 kg de M.M.A en determinados días, horas y carreteras de la Comunidad Valenciana y su área de influencia.

Según ha informado Tráfico, el dispositivo contará con más de un centenar de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cada día, que regularán la circulación en el área de influencia del circuito, A-3, A-7 y las carreteras secundarias de acceso al mismo para conseguir la máxima fluidez y seguridad vial posible; personal funcionario del Centro de Gestión de Tráfico, tres patrullas especiales de helicópteros, dos de ellos dotados de radar Pegasus, que realizarán tareas de vigilancia en las carreteras que llevan al circuito, y personal encargado del mantenimiento de equipos y de la instalación de medidas en las vías.

Como complemento al dispositivo especial, la DGT, a través de las redes sociales, difundirá mensajes tanto a motoristas como a los conductores del resto de vehículos, en los que se recuerda la necesidad de realizar una conducción prudente y de respeto entre vehículos que comparten un mismo espacio para circular. Los desplazamientos en motocicleta implican un riesgo de lesión que es entre 20 y 40 veces superior al correspondiente a un conductor de automóvil.