"Ernesto Valverde y el Barça merecen un respeto y margen de mejora"

La pérdida de Neymar en Agosto, que supuso la ruina de la planificación deportiva al no tener margen para buscar sustitutos, fue clave en la debacle de la Supercopa de España. A partir de ahí, todo es de color de rosa... de momento.

Alejandro Cañas 9 de noviembre de 2017

"Ernesto Valverde y el Barça merecen un respeto y margen de mejora"
Foto: Qué!

Maldito 3 de Agosto en el que se consumó la marcha de Neymar a París para unos, o bendita fecha para comenzar una nueva era para otros. Independientemente del punto de vista que escojamos para enfocar la salida del brasileño, aquella salida provocó un clímax de decadencia anímica en el vestuario que incidió en el mal juego desarrollado en la Supercopa de España ante el Real Madrid.

Desde aquella debacle, en las tres competiciones en las que el equipo está jugando, ha resuelto todos los partidos de manera favorable. Líder en Liga con ocho puntos sobre el eterno rival, líder del Grupo D en Champions a falta de sellar el pase a octavos de final y con el goalaverage sobre la Juventus a favor, y con la eliminatoria de dieciseisavos de Copa ante el Murcia, el equipo ha cogido velocidad de crucero en el inicio de curso contra todo pronóstico y con todo en contra, ya que el fichaje estrella de la temporada, Ousmane Dembélé, se lesionó para cuatro meses.

Las cifras y los registros cosechados por el equipo de Ernesto Valverde son inmaculados, pero no lo son tanto el nivel de juego que ofrece el equipo hasta la fecha. Sin Neymar, el Barça ha ganado en equilibrio y rigor táctico a nivel defensivo, pero ha perdido desequilibrio, chispa y brillo, al igual que le falta un centro del campo que haga jugar al equipo.

Es la única pega que se le puede poner al Barça de esta temporada, que tiene una plantilla y unos jugadores que no se ajustan a las exigencias del entrenador, que no tiene tampoco un equipo lo suficientemente ensamblado para ser uno de los equipos más temidos de Europa de nuevo. Muchos de los jugadores del equipo o bien no se les ha dado la oportunidad de demostrar lo que valen, no se les ha encontrado hueco en otros clubes al estar devaluados.

Por tanto, es tarea de Bartomeu y de la Junta Directiva buscar en el mercado invernal hacer un reajuste de la plantilla vendiendo a los jugadores cuya aportación sea inexistente y fichar jugadores que se ajusten a las necesidades del equipo para poder competir por todos los títulos.

A pesar de las dificultades, el buen hacer en este comienzo de curso obliga a que la plantilla y en concreto Ernesto Valverde, se hayan ganado un margen de mejora de cara a los próximos meses de temporada, por la grandeza del club, por los jugadores y en cuanto al juego se refiere. Además de un margen de mejora, se ha ganado también que le respeten, al ser uno de los equipos imbatidos de Europa junto a Paris Saint Germain y Manchester City.