La FIFA suepende a Paolo Guerrero por dopaje

El capitán de la selección peruana fue recibido por cientos de hinchas en el aeropuerto de Lima para apoyarlo

Rubén Mora 6 de noviembre de 2017

El delantero peruano, ex del Bayern de Munich, Hamburgo y Corinthians, ha sido suspendido provisionalmente 30 días por la FIFA por dar positivo en un resultado analítico en un control antidopaje. De momento Paolo Guerrero no podrá jugar la repesca del Mundial de Rusia de 2018 ante Nueva Zelanda el 11 y el 15 de noviembre.

El peruano fue sometido a control en el partido que jugó con su selección frente a Argentina el día 5 de octubre en la Bombonera de Buenos Aires (0-0) y obtuvo un "resultado analítico adverso".

Aunque el jugador continúa entrenando con el Flamengo, Guerrero aterrizó ayer en el aeropuerto Jorge Chávez de Lima sobre las 9:25 de la mañana sin dar ninguna declaración sobre su estado actual. El delantero nacional de 33 años viajó con su abogado y un bioquímico.

La razón por el trayecto a Lima fue para reunirse con representantes de la Federación Peruana de Fútbol y explicar el motivo del positivo en una sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA): benzoilecgonina, principal metabólico de la cocaína. Los médicos afirman que no saben cómo el delantero peruano pudo contaminarse.

Según el entorno del jugador, el "depredador" tomó antigripales en la previa de lo duelos contra Argentina y Colombia y ese pudo ser el principal detonante de la situación tan delicada que vive el delantero.

"No podemos dar un comentario en este momento, pero muy pronto seguramente saldremos a aclarar los detalles sobre el caso", afirmó el jugador, a lo que añadió: "Hay que hacer fuerza para que ganemos el día once".

Sin embargo, si es que la contraprueba arroja que el capitán de Perú fue perjudicado por una contaminación, le retirarán el castigo y podrá disputar los partidos de la repesca del Mundial de Rusia.