El juego del equipo de Zidane genera muchas dudas

Los malos resultados del conjunto blanco ponen en el punto de mira al entrenador francés

Rubén Mora 3 de noviembre de 2017

Zinedine Zidane es leyenda viva del Real Madrid. Antes como jugador, ahora como entrenador. Sus éxitos futbolísticos forman parte de la historia blanca y del fútbol pero, como todo humano, tiene sus errores.

El francés se convirtió en un icono mundial jugando para el Real Madrid y la Selección Absoluta de Francia. Como jugador ganó hasta 15 títulos, incluyendo La Liga de Campeones de la UEFA hasta la Eurocopa y el Mundial con su selección. Además, también consiguió el Balón de Oro en el 1998. Su papel en el cuerpo técnico madridista no se queda atrás: 9 títulos entre segundo y primer entrenador.

Su primera piedra como míster fue la derrota frente el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu por 0-1. El Real Madrid ya venía de un empate contra el Málaga y el juego del equipo dejaba muchas dudas.

La segunda crisis fue con la derrota en UEFA Champions League en Wolfsburgo por 2-0. El equipo alemán fue una máquina letal en los primeros minutos del encuentro y con 2 tantos en la primera parte cerró el partido y casi la eliminatoria. El Real Madrid consiguió remontar la eliminatoria y pasar a la siguiente fase.

El estilo del equipo de Zidane dejaba muchas dudas, no estaba definido y empezó a salir a la luz la famosa "flor de Zizou". La suerte es un factor que marca la diferencia en el deporte. Zidane la tenía.

Con la llegada de la temporada 2016/2017 el conjunto blanco no empezó con buen pie. 4 empates seguidos frente al Villarreal, Las Palmas, Borussia Dortmund y Eibar dificultó la situación del equipo de la capital. Pese a su renqueante comienzo, el Real Madrid terminaría ganando La Liga y la Champions League.

Zidane estuvo 40 partidos seguidos sin perder, todo un récord, hasta que llegó el Sevilla FC. La derrota por 2-1 terminó con una racha victoriosa que pesó en el club. El siguiente partido Zidane sufría una nueva derrota por 1-2 frente al Celta de Vigo y terminó eliminado de la Copa del Rey por los gallegos.

Esta nueva temporada ha empezado más que dudosa después de dos años llenos de títulos. Dos empates en casa y dos derrotas como visitante han llevado al equipo a ser, de momento, 3º de La Liga Santander a 4 puntos del Valencia y a 8 del Barcelona.

El último tropiezo llegó en Champions League. El Tottenham Hotspur consiguió empatar 1-1 en la cancha madridista y ganó 3-1 en Wembley. Esta victoria de los ingleses ha generado muchas dudas en la casa blanca. El Real Madrid es 2º en el grupo de la Champions League detrás del conjunto de Pochettino.

Zidane siempre ha sido un entrenador muy frio. Las rotaciones que implantó desde el primer momento hicieron que su equipo ganara 2 Champions Leagues seguidas, 1 Liga, 1 Mundial de Clubes, 2 Supercopas de Europa y 1 Supercopa de España. Zizou se ha convertido en el cuarto entrenador con más títulos de la historia del Real Madrid.

Pese a sus éxitos, el míster blanco siempre ha estado en el punto de mira de los aficionados y los medios de comunicación. Su juego no maravilla al mundo, "la flor" puede ser un mito real y las dudas que genera en muchos partidos son muy evidentes, tanto, como que es un entrenador campeón.